Maduro sube en 30% el salario mínimo en Venezuela

Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

- Getty Images

Ha provocado todo tipo de reacciones


El presidente Nicolás Maduro anunció que a partir del 1 de mayo empezará a regir un incremento de 30 por ciento del salario mínimo para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, afectado por una desbordada inflación que alcanzó en marzo una tasa anualizada de 59%.

Durante un acto con trabajadores simpatizantes del oficialismo transmitido a la nación por radio y televisión, Maduro indicó que el incremento del salario mínimo será de 30 por ciento para los trabajadores públicos y privados, informa The Associated Press.

"Yo inicié el año defendiendo el salario de la guerra económica del año pasado y teniendo información de que se iba a mantener una guerra de especulación y de acaparamiento... bueno yo di un primer aumento de 10 % preventivo (en enero)", acotó el gobernante.

¿Qué opinas de la medida anunciada por Maduro? Participa en nuestros Foros.

"Ahora con motivo del 1 de mayo (día del trabajador) he decidido dar un aumento del salario mínimo nacional y de las pensiones de 30% para llevar el salario y las pensiones a niveles de defensa necesario para la vida de nuestro pueblo", indicó.

Con estos ajustes, el salario mínimo de los venezolanos se elevará a 4,251.78 bolívares (unos 674.88 dólares a la tasa oficial de cambio). El sueldo mínimo actual es de 3,270.30 bolívares (unos 519.09 dólares).

Durante el acto, indicó por otro lado la agencia Efe, Maduro renombró también el Ministerio del Trabajo, que ahora pasará a llamarse Ministerio de Protección del Proceso Social del Trabajo para que tenga "el concepto correcto de la función que tiene que cumplir".

La reacción de Capriles

Para el líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles el ajuste salarial es insuficiente porque una mejora debería estar "por encima" de la inflación.

Es "un incremento de salario chucuto (incompleto), consecuencia también del fracaso del modelo castro comunista que insiste en aplicar" el Gobierno, escribió el opositor en la red social Twitter.

El Banco Central reveló la semana pasada que la inflación en marzo fue de un 4.1 por ciento, lo que sitúa en 10.1% el acumulado de enero a marzo de 2014.

Esto supera el 7.9 por ciento del primer trimestre de 2013, año en que ese indicador acabó en 56.2%.

Genera dudas

Según The Associated Press, el incremento generó escepticismo entre empresarios y analistas que temen que la medida pueda intensificar las presiones sobre la inflación y agudizar la escasez de bienes básicos, dos de los principales problemas económicos que enfrenta Venezuela.

Algunos analistas estiman que el incremento salarial permitirá mejorar en mayo el poder de compra de una porción importante de la población, pero consideran que el impacto será temporal porque se diluirá en medio de una galopante inflación.

"Este aumento es inflacionario, al igual como lo fue el del 2013. Esto va a conllevar una aceleración de la inflación", afirmó Heckel García, director de la firma local de análisis financiero Econométrica.

García indicó que "la recuperación del poder de compra en el mejor de los casos va a ser alrededor de siete por ciento en mayo y se va ir perdiendo a medida que avancen los demás meses".

El analista dijo a The Associated Press, en entrevista telefónica, que el gobierno entre sus líneas estratégicas podría tratar de controlar la inflación, tal como lo hizo a fines del año pasado, ejerciendo controles más rígidos, pero sostuvo que eso podría traer "una escasez aún mayor de la que ya hoy tenemos".

La desbordada inflación, el desabastecimiento y la creciente delincuencia han sido algunas de las motivaciones que han movido las protestas callejeras de los últimos dos meses y medio en el país.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, afirmó que Venezuela enfrenta actualmente un contexto de "recesión con inflación" y sostuvo que cuando un aumento salarial se da en medio de ese escenario "va a presionar a las dos cosas, a más recesión y a más inflación".

Maldonado dijo a AP que cuando el gobierno decide de manera unilateral un ajuste salarial sin tomar en cuenta "la fragilidad relativa de los estratos (empresariales) más pequeños" eso genera consecuencias.

"Algunas empresas asumirán el aumento de salario. Otras empresas tomarán la decisión de cierre. En eso consiste la recesión", agregó.

Claves de crisis económica

Por su lado, la Agencia France Press señala que con inflación récord en América Latina, contrabando hacia el extranjero de alimentos subsidiados, escasez de bienes básicos, una economía con actividad en caída, múltiples tipos de cambio, caída de reservas: son algunos de los factores que tienen a Venezuela en crisis.

Estos son los principales puntos de la situación económica venezolana.

Inflación

De 20.1% anual en 2012, pasó a 56.2 por ciento en 2013 a pesar de una política de rebajas compulsivas de precios.

Maduro acusó a la "burguesía parasitaria" de llevar adelante una "guerra económica" y generar una "inflación inducida".

Los analistas, en un contexto de abultado déficit fiscal (según estimaciones de 15% a 18% del PIB), acusan a una emisión monetaria desenfrenada (la masa monetaria aumentó 70 por ciento en 2013 según el Banco Central).

Crecimiento

La economía sufrió una brusca desaceleración al pasar de un crecimiento de 5.6% en 2012 a un modesto 1.6% en 2013 (estimación oficial a diciembre), muy por debajo del seis por ciento esperado por el gobierno.

Para 2014, el presupuesto venezolano pronosticó 4% de incremento, pero el Fondo Monetario Internacional, en una estimación fuertemente contestada por el chavismo, pronosticó una contracción de 0.5 por ciento.

Reservas

Las reservas de divisas cayeron 29% durante 2013, de 29,750 millones de dólares a 21,251 millones.

En 2014, la caída parece haberse frenado y al 21 de abril retrocedieron un moderado 2.2% adicional.

La caída de reservas fue resultado, según analistas, del alza de importaciones y del crecimiento porcentual de las exportaciones petroleras a nuevos mercados que pagan parte de la factura con bienes o servicios.

Las reservas también se estabilizaron por retrasos en los pagos a empresas que importan bienes o servicios. Cámaras empresarias hablan de una deuda acumulada de 13.000 millones de dólares por este concepto.

Comercio

El petróleo y sus derivados, cuya comercialización es monopolio estatal, aportaron en 2013 el 94 % de las divisas venezolanas y generaron 64,693 millones de dólares que maneja y administra el Estado gracias a un control de cambios vigente desde 2003.

Las importaciones en 2013 fueron de 52,998 millones de dólares, ya que Venezuela importa la gran mayoría de productos que consume, un modelo que el gobierno chavista ha tratado de modificar sin éxito.

Pero además entre las importaciones figuran 10,559 millones de dólares correspondientes al sector petrolero: insumos para la industria pero también gasolinas ya que al amparo de fuertes subsidios que alimentan el contrabando, la capacidad de refinación es superada por la demanda.

Gasolina

Buena parte del déficit fiscal es generado por el subsidio a la gasolina, cuyo precio está congelado hace 18 años y que hoy se ubica en menos de dos centavos de dólar por litro al cambio oficial. Llenar un tanque de 40 litros de gasolina de alto octanaje cuesta, al dólar del mercado paralelo, 7 centavos de dólar. El subsidio a las gasolinas cuesta al Estado unos 65 millones de dólares diarios.

Contrabando

Los subsidios a gasolina y alimentos básicos, junto con la diferencia cambiaria de 10 a uno entre la tasa del mercado oficial para importar alimentos y la del mercado paralelo, nutren un gigantesco contrabando hacia países fronterizos, Colombia en mayor medida.

Desabastecimiento

Las demoras en la asignación de divisas y el contrabando determinan una permanente escasez de productos, que alcanza a uno de cada cuatro bienes básicos.

Los venezolanos cada día peregrinan, con mayor o menor fortuna, en pos de conseguir los "faltantes de la semana", que van rotando: desde papel higiénico, jabón para ropa, medicina para la tensión arterial, leche, aceite o harina de maíz, hasta productos menos esenciales --aunque importantes-- como neumáticos, calzado, y algunos electrodomésticos.

Tipo de Cambio

Venezuela es hoy un país con cuatro tipos de cambio: La brecha se ha profundizado entre el oficial, de 6.30 bolívares por dólar destinado a importaciones prioritarias (alimentos, medicinas, insumos industriales), y el paralelo, que llegó a rozar en febrero los 90 bolívares por dólar y a mediados de abril rondaba los 62.