El Mundial de Brasil 2014 será el más caro de la historia

Mundial de Brasil

El Mundial de Brasil, el más caro de la historia.

- Getty Images

Es además financiado con fondos públicos


Brasil 2014 será el Mundial de fútbol más caro de la historia y financiado en su mayoría con fondos públicos, más caro que Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 juntos, afirmó el periodista brasileño Jamil Chade, autor de La Copa Tal como Es.

La Copa de Brasil 2014 ha costado 14,000 millones de dólares en infraestructura federal, estatal y local, y 3.5 mil millones de dólares para la construcción y renovación de estadios, reveló Chade, según informa Notimex.

¿Qué opinas del costo del Mundial de Brasil 2014? Participa en nuestros Foros.

“De cada nueve dólares gastados para la realización del Mundial, ocho fueron pagados por el gobierno”, aseguró el periodista brasileño con motivo del lanzamiento de su libro, un trabajo de 10 años de investigación sobre la preparación de la Copa 2014.

“Esto es una de las grandes traiciones de la Copa”, consideró Chade durante un encuentro con la prensa, organizado por la Asociación de Corresponsales de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra (ACANU).

'Muestra masiva de descontento'

Cuando en 2002 Brasil se llevó la organización del torneo, uno de los argumentos que convencieron a la FIFA (Federación Internacional de Futbol Asociación) fue que “ni un sólo centavo saldría del gobierno y que sería pagado con fondos privados”, relató.

“Por eso los brasileños no quieren la Copa”, subrayó y añadió que “hay una muestra masiva de descontento”.

La gente está muy enojada, no está contenta, y de acuerdo a las últimas estadísticas 52 por ciento de los entrevistados no la quiere”, reiteró el periodista brasileño.

Ni siquiera el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, puede entender cómo el pueblo del país con más pasión por el balompié está en contra, refirió.

Simplemente en lo que se refiere a la construcción y remodelación de 12 estadios el costo subió de 1,100 millones de dólares a 3,500 millones de dólares, aseguró Chade, quien enfatizó que el estadio de Brasilia es el tercero más caro del mundo.

'Secuestro' a la emoción futbolera

Además, en un principio la FIFA consideraba que con seis estadios sería suficiente para el campeonato, pero Brasil defendió 12 para “repartir” los beneficios de la Copa a más ciudades, indicó.

Esto ha servido principalmente para la “promoción de políticos locales”, observó.

El periodista lamentó que de esta manera es como “se ha secuestrado la emoción del futbol para generar beneficios” y en su opinión el mayor legado de esta Copa “ha sido la politización de la sociedad brasileña”.

El Mundial es el espejo en el que se ve reflejado una nación, pero “los espejos no lo muestran todo”. Los brasileños ahora comprenden que “no todo es legítimo por el futbol”, comentó.

Para Chade, su libro La Copa Tal como Es es solo el principio de un proyecto más ambicioso: la publicación de la historia completa de la Copa del Mundo 2014, pues se trata de dar a conocer un asunto “polémico, millonario y de vez en cuando indignante”, cita Notimex.

En su opinión, será preciso indagar más a fondo sobre a dónde fueron a parar los fondos públicos. Será necesaria “una rendición de cuentas”, valoró.

Finalmente, al ser cuestionado sobre qué pasaría si Brasil pierde la Copa 2014, dijo: hay quienes dicen “que si no ganamos nos vamos todos al infierno”.

Sin embargo, el autor del libro consideró que el verdadero “peligro” es que la selección de Brasil gane el campeonato, porque entonces “van a justificarlo todo”.

Esperanzas económicas ante eventual campeonato de Brasil

Por otro lado, la versión digital del periódico mexicano El Universal indica que en caso de que gane el Mundial, Brasil podría beneficiarse de una bonanza económica instantánea para los inversionistas, siempre y cuando actúen de inmediato, según el banco de inversiones Goldman Sachs.

A través de un informe, los analistas informan que hallaron “un patrón de rendimiento superior por parte (de la bolsa de valores del país) del equipo ganador en las semanas después del Mundial”. El grupo de estrategia de inversiones del banco señala que, en promedio, las acciones del país ganador superaron a la media mundial por 3.5 por ciento.

Basadas en estadísticas de 1974, las conclusiones resultan bastante constantes a través del tiempo, asevera el medio. Únicamente Brasil no superó el rendimiento promedio del mercado en 2002, en gran medida por la recesión y crisis de divisas que vive el país.

“Cuando no hay una crisis económica severa, el (país) ganador suele disfrutar de éxito en los mercados, al menos por un breve periodo”, cita El Universal a Peter Oppenheimer, el principal analista global de capital de Goldman Sachs.

Sin embargo, “los sentimientos solo te pueden llevar hasta cierto punto, al menos en los mercados –el país ganador no suele mantener las ganancias y, en promedio, su bolsa rinde por debajo del promedio por alrededor de cuatro por ciento en el año después de la final. El mensaje parece ser: disfruta de las ganancias mientras duren”, concluye Oppenheimer.