Argentina dice que no podrá pagar la deuda

Cristina Fernández

La presidenta argentina, Cristina Fernández.

- Getty Images

Tras medida de la Corte en EEUU


El Ministerio de Economía de Argentina anunció que no podrá cumplir con el próximo pago de su deuda reestructurada el 30 de junio en Nueva York, debido a la decisión de una corte federal de Estados Unidos de levantar una medida cautelar.

La Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York levantó horas antes una medida cautelar que permitía temporalmente al país sudamericano no pagar su deuda a los acreedores que no aceptaron dos reestructuraciones en 2010 y 2005, por unos 1,300 millones de dólares, informa la Agencia France Press.

"El levantamiento del 'stay' (medida cautelar) por parte del Segundo Circuito imposibilita así el pago en Nueva York del próximo vencimiento de la deuda reestructurada y muestra la inexistencia de voluntad de negociación en condiciones distintas a las obtenidas en la sentencia dictada por el Juez Griesa", afirma un comunicado del Ministerio de Economía.

¿Qué opinas de la situación económica actual de Argentina? Participa en nuestros Foros.

El Ministerio de Economía argentino lamentó la decisión que ordena ejecutar la sentencia del juez Thomas Griesa, que falló a favor de los fondos especulativos conocidos como 'Buitres' en Argentina y que demandaron al país en un caso que está en litigio desde hace 12 años.

El lunes la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó revisar una apelación de Argentina en este caso y dejó firme la sentencia de Griesa.

Esa decisión "impide a la Argentina efectuar el próximo 30 de junio el pago de los cupones de deuda en cumplimiento a sus acreedores reestructurados a menos que, en simultáneo, pague la totalidad de lo reclamado por los fondos buitres", que según el Ministerio de Economía podría ascender a 15,000 millones de dólares.

Por último, el comunicado sostiene que "Argentina reitera la voluntad de pago a sus acreedores reestructurados, ya que siempre ha ofrecido pagar bajo las mismas condiciones y en concordancia con la ley del país".

Realismo entre los bonistas italianos

En tanto, el representante de los bonistas italianos que ingresaron al canje de la deuda argentina entre los años 2005 y 2010, Tullio Zembo, aseguró que sus clientes están "dispuestos a cobrar donde sea", aunque, precisó, "no creo que sea posible hacerlo en Buenos Aires".

En declaraciones a una radio local, Zembo explicó que para que los bonistas puedan cobrar en Buenos Aires "es necesario el permiso del juez (Thomas) Griesa. Eso no está, así que la modificación del domicilio de pago no creo que sea posible", informa por su parte la agencia Efe.

"Lo primero que miramos ahora es la posibilidad de que el 30 de junio (fecha del próximo vencimiento de deuda) se pueda cobrar. Una situación bastante difícil, pero que mantendría el status quo de cobro de la deuda, con el cual estamos satisfechos", afirmó.

Zembo sostuvo que el fallo de la Corte Suprema estadounidense "no respeta a las partes", y consideró "injusto que Argentina tenga que pagarle a los fondos buitre primero, para poder pagar después a los bonistas que entraron al canje".

"También es injusto que sean embargables los fondos en Nueva York con los cuales la Argentina religiosamente, y con total respeto de las condiciones propuestas estaba pagando a todos aquellos que habían entrado el canje", aseveró.

Zembo reiteró que los bonistas italianos a los que representa están dispuestos a cobrar "donde sea", pero "hay que ver si es posible. No podemos creer que estemos viviendo esta situación. Es una sentencia injusta".