Demanda exige a bancos hacerse cargos de mantenimiento de "foreclousures"

Casas

La demanda exige que los bancos absorban los costos de las casas embargadas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Los altos costos

Cada casa que es embargada en Los Ángeles le está costando a la ciudad más de $19 mil dólares por inspecciones, tras las llamadas que reciben bomberos y policía por problemas de inseguridad, por recolección de basura y por el mantenimiento a la propiedad.

Por ello la Procuraduría de la Ciudad ha interpuesto respectivas demandas en contra de Bank of America, Citi, Wells Fargo y Chase para tratar de recuperar ese gasto y obligar a que los bancos se hagan cargo del mantenimiento de esas casas, las cuales han generado problemas de inseguridad y basura en los vecindarios.

De 2008 a 2012 los bancos realizaron alrededor de 200 mil embargos de casas o "foreclosures" en Los Ángeles, lo cual ha tenido un costo para la ciudad de $1,200 millones de dólares, establecen las demandas.

Además, aseguró el fiscal Mike Feuer en entrevista para La Opinión, la ciudad ha dejado de recibir 481 millones de dólares por concepto de impuesto predial a consecuencia de los préstamos abusivos que otorgaron los bancos.

En el vecindario de Watts, donde varias familias han sido desalojadas por no poder pagar la hipoteca, se ha visto inundada de basura.

Disminuye el valor de las propiedades

Sandra Smith, de 63 años de edad, cuya casa colinda con el callejón de la calle 111 entre las avenidas Maie y Graham, dijo que en los últimos seis meses la basura ha impedido el paso de vehículos por esa vialidad.

Según contó la señora Smith, una casa deshabitada que cayó en "foreclosure" fue ocupada por "homeless" o desamparados, por lo que ahí se acumula la basura.

"Tengo 31 años aquí y eso afecta el valor de mi propiedad", dijo esta residente de Watts. "Hemos llamado a la Policía, a la ciudad, pero no hacen nada".

El fiscal Feuer explicó que los bancos han violado la Ley Federal de Vivienda Justa (Federal Fair Housing Act) al otorgar préstamos predatorios, principalmente en las comunidades de los latinos y los afroamericanos.

Por ello, mientras bancos como Chase, de JP Morgan, que tuvo ganancias por $19,900 millones en el 2013, las propiedades han reducido valor.

Carlos Marroquín, organizador de Occupy Fights Foreclosures, dijo que a pesar de que la ciudad ha interpuesto demandas por los embargos, quienes vivían en esas casas no se beneficiarán de la cantidad que los bancos podrían pagar por desatender las propiedades en cuestión.

Feuer recalcó que la demanda es para recuperar lo que los contribuyentes de Los Ángeles han tenido que pagar y que quienes perdieron sus casas pueden beneficiarse de los programas federales que se han establecido por haber sido embargados.