Los países pobres crecen más rápido que los ricos

Pobreza

Las economías de los países en desarrollo siguen creciendo a un ritmo más rápido que las de los países ricos.

- Getty Images

El nuevo reporte de la OCDE


Las economías de los países en desarrollo continúan creciendo a un ritmo más rápido que las de los países ricos pero la caída de su crecimiento en los últimos años les impedirá alcanzar la renta per cápita de estos en 2050, informó la OCDE.

En un reporte, los autores del estudio confirmaron que la parte de los países no miembros de la OCDE en la economía mundial superó desde 2010 a la del conjunto de los 38 miembros del organismo, que agrupa a los países más desarrollados.

En el informe “Perspectivas de desarrollo global”, la OCDE destacó que el protagonismo de los países en desarrollo en la economía mundial en detrimento de los países más avanzados se debió sobre todo a China e India, que ya representan casi un cuarto del PIB mundial, informa la agencia mexicana Notimex.

Sin embargo, el reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) precisó que el diferencial de crecimiento económico entre los países miembros y los no miembros de la OCDE se redujo y la tasa de crecimiento de los emergentes se ralentizó.

La bajada del crecimiento económico de estas economías en los últimos años provocó -según la OCDE- que “la reciente aceleración del proceso de convergencia de ingresos de los países en desarrollo hacia el nivel de los desarrollados” se haya ralentizado.

Dificultades para converger al grupo de los ricos

El organismo, que agrupa a las 38 principales economías mundiales, consideró que esa desaceleración económica vivida por las naciones emergentes les impedirá converger hacia el ingreso promedio de los países ricos hacia el año 2050.

“Teniendo en cuenta las tasas promedio de crecimiento entre 2000-2012 varios países de ingresos medios no lograrán converger con el ingreso promedio de la OCDE en 2050”, subrayó la OCDE en su reporte presentado durante su “Semana del desarrollo” anual, que tiene lugar en París.

De acuerdo a los expertos del organismo, “el aumento de la productividad es la clave” para que los países en desarrollo puedan alcanzar el ingreso promedio de los más avanzados.

El reporte mencionó que los países en desarrollo tendrán que reducir la gran diferencia de su nivel de productividad con los más avanzados, en particular con Estados Unidos.

Las clases medias, el nuevo motor

Por otro lado, la OCDE señaló en su reporte que el consumo de las clases medias cada vez más numerosas en las grandes economías que no forman parte de la zona OCDE “emergerá como el nuevo motor de la demanda mundial”.

También resaltó que independientemente del bloque de los denominados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) “existen otras economías de un tamaño importante que podrían tener colectivamente un impacto significativo en la economía mundial”, cita Notimex.

El reporte mencionó, de acuerdo a su Producto Interno Bruto (PIB) de 2013, a Arabia Saudí, China Taipei, Argentina, Emiratos Árabes Unidos, Tailandia, Colombia, Venezuela, Irán, Malasia y Singapur.

Desde su lanzamiento en 2010, el informe sobre Perspectivas del desarrollo mundial estudia las tendencias sobre hacia donde “bascula” la riqueza y el peso económico creciente de los países en desarrollo de la economía mundial.

Los BRIICS

Los BRIICS --indica Efe-- suman ya una contribución del 20% al conjunto del Producto Interior Bruto (PIB) planetario, más del doble que en la década anterior. Además, algunos han registrado importantes tasas de productividad en esa última década, como el 7% de media alcanzado en China, mientras que en otros la diferencia ha aumentado, como en Brasil, México y Turquía.

Los remedios son diversos ya que Brasil, por ejemplo, cuenta con la menor tasa de exportación de ese grupo de países, cercana al 10% y muy inferior al 30 por ciento de China o al 20 % de India, apunta el estudio.

"Los países tienen que hacer mayores esfuerzos para diversificar su estructura económica hacia actividades de mayor valor añadido. Para ello, tienen que incrementar los niveles de éxito educativo y capacidades de sus fuerzas de trabajo, así como mejorar su capacidad para innovar", resalta el exministro mexicano.

Una de las recetas sugeridas por la OCDE es modernizar el sector servicios con actividades de alto valor añadido dirigidas a la creciente clase media, como la consultoría, la ingeniería o los análisis médicos, lo que impulsaría tanto el negocio interno como el externo y mejoraría el retorno invertido en el mercado de trabajo.

A ello se suman recomendaciones del informe para mejorar las políticas de regulación de la competencia, para promocionar los servicios de conocimiento intensivo y para modernizar los mercados de capital y de trabajo, de forma que se facilite "una integración más efectiva en las cadenas globales de valor".

El estudio también destaca que algunos factores tradicionales de crecimiento en los países emergentes están desapareciendo, como el aumento del consumo con el acceso de la población al estatuto de clase media, impulsado a menudo por factores demográficos convencionales, como el fenómeno por el que la tasa de mortalidad cae más rápido que la de natalidad, que está desapareciendo en muchos de esos países.

"La intranquilidad de la Primavera Árabe y otras tensiones crecientes en economías en desarrollo dejan claro que se tiene que poner más atención a la cohesión social y a la igualdad de oportunidades de forma que los beneficios del desarrollo económico se compartan más ampliamente", agrega el máximo responsable de la OCDE.

'Semana del Desarrollo'

El análisis, apunta Notimex, se desarrolló en el marco de la “Semana del Desarrollo”, un evento anual con un foro dedicado a la situación particular de América Latina.

El evento, que organiza el Centro de Desarrollo Global de la OCDE, comenzó con el sexto foro económico internacional América Latina y el Caribe que inauguró el secretario general de la OCDE, el exalto funcionario mexicano José Angel Gurría.

El foro llevó este año por título “América Latina, ¿Más allá de la década de oro?” y se centró en el análisis de la importancia de la logística y de las infraestructuras como “pilares de integración regional y de oportunidades para el comercio mundial”.

“Este tipo de foros puede contribuir muchísimo al acercamiento entre México y Europa. Los dos grandes temas de este año son temas de reencuentro, junto al energético y al cambio climático”, dijo a Notimex la secretaria ejecutiva de la CEPAL, la mexicana Alicia Bárcena.

La máxima responsable de la Comisión de la ONU para América Latina y el Caribe intervino en el evento en el que expresó a los medios, entre otras cuestiones, su convencimiento de que México repuntará su nivel de crecimiento a partir del año próximo.