México avanza en reforma en telecomunicaciones

Senado mexicano

México avanzó en la reforma del sector de telecomunicaciones, una de las promesas de Enrique Peña Nieto.

- Getty Images

Una de las promesas de Enrique Peña Nieto


México avanzó en la reforma de su sector de telecomunicaciones, una de las promesas del gobierno de Enrique Peña Nieto, con la aprobación en el Senado de las leyes secundarias que desarrollan el tema y que, según el ejecutivo, tienen como objetivo dar mejores servicios a los mexicanos a mejores precios y luchar contra los monopolios.

Con 80 votos a favor y 37 en contra el viernes avanzada la noche, el Senado validó las normas que regularán la telefonía, internet y los medios audiovisuales en México y las pasó a la Cámara de Diputados que la semana que viene previsiblemente dará su visto bueno definitivo a una de las propuestas incluidas en el paquete reformista prometido por el presidente al llegar al poder, informa The Associated Press.

La propuesta de Peña Nieto, con algunos cambios, pudo salir adelante gracias al aval de todo su grupo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI, mayoritario), dos partidos minoritarios que son sus aliados y parte del principal partido de oposición, el derechista Partido de Acción Nacional (PAN) aunque 12 senadores panistas lo rechazaron, así como todos los legisladores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

¿Combate o no a los monopolios?

La principal crítica de los detractores del proyecto es que el objetivo de la reforma, que era combatir los monopolios, no se ha conseguido ya que aunque se limita el poder de las compañías del magnate Carlos Slim no se ataca la supremacía de Televisa con lo que ni se logrará democratizar los medios de comunicación mexicanos, ni se promoverá la competencia.

Slim, considerado el hombre más rico del mundo, es el principal proveedor de telefonía fija y móvil en México donde controla el 70% del mercado. Televisa es el mayor productor de programas de televisión en español y tiene cerca del 70% de la televisión abierta en México.

Entre los cambios que podría conllevar la reforma en caso de aprobarse definitivamente en la Cámara de Diputados está la eliminación de los costos de larga distancia para llamadas entre los distintos estados mexicanos, se incrementarían las sanciones por determinados contenidos audiovisuales y se establecerían márgenes de actuación para concesiones comunitarias e indígenas.

El dictamen discutido en periodo extraordinario durante poco más de nueve horas, "queda votado en lo general (...) con 300 (artículos en) reservas" que serán discutidas en las próximas horas, dijo el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Raúl Cervantes, cita la Agencia France Press.

En general, las leyes complementarias fortalecen "de una vez y por todas la rectoría del Estado", lo que impulsará la inversión en infraestructura con fines de incrementar la cobertura y prestación de servicios en telecomunicaciones, dijo durante la discusión la senadora por el oficialista PRI, Graciela Ortiz.

La discusión ha estado precedida de un acalorado intercambio de acusaciones entre empresas mexicanas del sector vinculadas a gigantes como Telmex y Telcel, del magnate Carlos Slim, y a Televisa, la mayor cadena de televisión de habla hispana en el mundo por ese concepto.

De acuerdo con el artículo 262 del dictamen, el recién creado Instituto Federal de Telecomunicaciones (regulador) podría declarar "la existencia de agentes económicos preponderantes en los sectores de radiodifusión y de telecomunicaciones", que acaparen más del 50% del mercado y que serían sometidos a una serie de obligaciones.

Los legisladores del PAN, PRD y otros grupos minoritarios que estuvieron en contra de la aprobación de la reglamentación opinaron que aunque el dictamen elimina los cobros especiales en llamadas de larga distancia nacional, el resto de la normativa implica retrocesos con respecto a las normas vigentes.

A la Cámara de Diputados

Una vez que reciba el aval definitivo del Senado, el dictamen pasará a la Cámara de Diputados, que se espera convoque a su propio periodo extraordinario a principios de la próxima semana para abordar el tema, señala Efe.

La reforma aprobada en 2013 busca mejorar la competencia y el acceso a servicios clave de telecomunicaciones, pero principalmente limitar el poder de los operadores preponderantes.