La economía de Arizona se ha beneficiado de la llegada de niños migrantes

Niños migrantes

Mientras California está dividida por la llegada de niños centroamericanos, el sur de Arizona ha capitalizado el éxodo. (Imagen de archivo).

- Notimex

Sector hotelero, el más beneficiado


Mientras California está dividida por la llegada de niños centroamericanos, el sur de Arizona se ha beneficiado con el incremento de la ocupación hotelera, la apertura de un albergue y la visita de altos funcionarios y periodistas.

"Hemos recibido mucha ocupación en los hoteles, principalmente los del área donde están las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, más que todo son agentes que han llegado de El Paso, San Diego, Casa Grande, al igual que personal de FEMA (Agencia Federal para la Gestión de Emergencias)", dijo a Efe el alcalde de Nogales, Arturo Garino.

Opina sobre esta nota en nuestros foros

El mandatario precisó que en general la economía de la ciudad fronteriza se ha beneficiado, especialmente los restaurantes, las estaciones de gasolina y el comercio.

Sin embargo, Garino lamentó lo que está ocurriendo en California, donde activistas antiinmigrantes han protestado frente a la Patrulla Fronteriza de Murrieta ante la llegada desde Texas de familias y niños inmigrantes.

"Aquí hemos sido muy amigables con esta situación, entendemos que esto es un proceso del gobierno federal para ayudarle a Texas donde no hay espacio, creo que no se trata de causar problemas sino en buscar soluciones", explicó Garino.

La visita de agentes de la Patrulla Fronteriza, empleados federales y diplomáticos de otros países al centro de procesamiento en Nogales ha dejado miles de dólares.

Aumentan los clientes para la empresa de autobuses Greyhound

Según el alcalde Guarino, un espacio que fue adecuado desde hace un mes en Nogales para el procesamiento de unos 900 inmigrantes podría seguir en funcionamiento hasta septiembre próximo.

Por otro lado, la apertura hace una semana del nuevo albergue en Tucson, donde recibieron el lunes pasado a 280 niños inmigrantes no acompañados que se encontraban en el centro de procesamiento en Nogales generó oportunidades de empleo para sus residentes.

La organización sin ánimo de lucro encargada de administrar el lugar, Southwest Keys, con sede en Texas, abrió 270 nuevas posiciones de empleo, según su sitio de internet.

Otro de los beneficiados ha sido la empresa de autobuses Greyhound. "Hemos visto un aumento en el volumen de clientes en los últimos meses; sin embargo, no sabemos la razón exacta de este aumento", indicó hoy a Efe Lanesha Gipson, portavoz de Greyhound.

"El incremento podría ser el resultado de más personas que viajan de vacaciones de verano o esto podría atribuirse, en parte, al número de inmigrantes que han sido dejados en nuestras estaciones en Arizona", agregó.

Greyhound descarta un acuerdo con ICE

Gipson explicó que el número de inmigrantes dejados por las autoridades migratorias en las estaciones de autobuses de Tucson y Phoenix varía, de un promedio de 5 a 25 inmigrantes diarios en la primera, a hasta 10 en la segunda.

Sin embargo, señaló que no saben cuántas de estas personas compran los pasajes para viajar a otra ciudad después de haber sido liberados allí.

"Nosotros no tenemos ningún acuerdo o contrato con el ICE (Servicio de Inmigración y Aduanas) o la Patrulla Fronteriza, cuando los inmigrantes son dejados en nuestras estaciones, trabajamos para transportarlos a sus destinos sin interrumpir nuestras operaciones habituales", aclaró Gipson.

Según activistas que reciben a los inmigrantes en las estaciones de autobuses, el 95 por ciento va para otras ciudades, especialmente en la costa Este del país.

El gobierno del presidente Barack Obama pidió recientemente al Congreso $1,500 millones para hacer frente a esta "crisis humanitaria".

Las autoridades federales han señalado que el presupuesto para la reubicación de estos niños se ha disparado en la última década de unos $35 millones en 2003 a $86 millones este año.