EEUU realizó pagos erróneos por 105,000 millones de dólares en 2013

Barack Obama

El persidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

Cifra ligeramente menor a la de 2012

El Gobierno de Estados Unidos efectuó el año pasado más de 105,000 millones de dólares en pagos inapropiados, desde beneficios fiscales a familias que no reunían los requisitos hasta subsidios por desempleo a personas con trabajo, informó la Contraloría General de la Nación (GAO, por su sigla en inglés).

Las agencias federales realizaron pagos erróneos por valor de 105,800 millones de dólares en el año fiscal 2013, que terminó en octubre pasado, una cifra ligeramente menor que los 107,100 millones del año fiscal 2012.

En 2010, la cifra alcanzó un récord de 127,000 millones de dólares.

El dato salió a luz durante una audiencia en el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes que examinó los pagos que Washington hace a contratistas, proveedores de servicios y bienes, y receptores de subsidios.

"Nadie sabe, exactamente, cuánto dinero de los contribuyentes se desperdicia en pagos inapropiados, pero el gobierno federal tiene sus propios cálculos impresionantes de más de 500,000 millones de dólares en los últimos cinco años", señaló el representante republicano John Mica, presidente de dicho subcomité.

"El hecho es que los pagos inapropiados son enormemente altos en programas diseñados para ayudar a los más necesitados, los niños, los ancianos, las familias de bajos ingresos", agregó.

Una reducción considerable

Beth Cobert, subdirectora de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, reconoció los problemas pero recalcó que la tasa de pagos inapropiados del Gobierno ha bajado del 5.42 por ciento en el ejercicio 2009 al 3.53% en el de 2013.

"Esta reducción no ocurrió por casualidad", dijo Cobert, y añadió que "ha sido resultado del duro trabajo hecho por las agencias federales en colaboración con el Congreso".

El informe de la Contraloría General de la Nación, una agencia no partidista del Congreso que prepara informes para los legisladores, pone en duda los cálculos de las agencias federales e indica que el total de gastos inapropiados podría ser aun más alto.

"El gobierno federal es incapaz de determinar la medida plena en que ocurren los pagos inapropiados y de asegurar razonablemente que se están tomando las medidas adecuadas para reducirlos", afirmó en la audiencia la directora de la GAO, Beryl Davis.

La mayor parte de los pagos considerados ocurre en los programas gubernamentales de cuidado de la salud, encabezados por Medicare, el sistema de seguro de salud para los ancianos, con 50.000 millones de dólares en pagos inapropiados en el período fiscal 2013.

El programa Medicaid, de subsidio de gastos médicos para los pobres, incurrió en pagos inapropiados por 14,400 millones de dólares y el subsidio por desempleo en otros 6,200 millones de dólares, de acuerdo con las cifras de la GAO.

Además, hay que tener en cuenta que el Departamento de Defensa, que dispone de uno de los mayores presupuestos de las agencias federales del país, no está obligado a presentar una auditoría detallada de sus gastos.

De cara al futuro, el Servicio de Ingresos Internos (IRS, por su sigla inglés) advirtió de las crecientes dificultades para mejorar y disminuir estos pagos erróneos.

"Sigo preocupado por nuestra capacidad para continuar haciendo progresos en todas estas áreas a luz del difícil ambiente presupuestario", indicó el director del IRS, John Koskinen, al referirse a los recortes de presupuestos que encara el organismo.