El desayuno es más caro en Estados Unidos

Desayuno

El precio de ciertos alimentos ha encarecido el primer alimento del día en Estados Unidos.

- Getty Images

A cuidar la billetera


Distintos factores han provocado que el precio de algunos de los alimentos usados con frecuencia para el primer alimento del día, hayan subido en Estados Unidos.

El café, el tocino y el azúcar son algunos de esos productos cuyo costo se ha ido para arriba, tanto por factores de la naturaleza como por la demanda que crece en naciones como China, indica la web CNN Expansión.

Afortunadamente, el precio de los alimentos no suele subir al mismo tiempo. Alimentos procesados, como el pan, tienen precios menos variables y son más fáciles de almacenar a largo plazo.

“Los productos frescos que (la gente) incluiría en su desayuno aumentarán más que los cereales en caja individual”, cita el medio al economista del Servicios de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Annemarie Kuhns.

¿Consideras que tu desayuno se ha vuelto más caro? Opina en nuestros Foros.

El USDA espera que los precios de los alimentos se eleven entre 2.5 y tres por ciento, de acuerdo a promedios históricos. Los mayores aumentos en productos frescos, como carne y fruta, también deberían ser equilibrados con menor crecimiento de los precios en productos prefabricados y elaborados.

Sin embargo, detalla CNN Expansión, no solo son los fenómenos naturales los que aumentan los precios. Otras razones, como los cambios macroeconómicos, afectan a los precios, pues más personas demandan carne y alimentos procesados y el suministro no ha alcanzado a cubrirla.

“Los restaurantes generalmente pueden hacer ajustes internos para hacer frente a los saltos temporales en los distintos productos, pero podrían representar desafíos significativos si los precios globales de los alimentos al mayoreo siguen siendo elevados durante un periodo más largo”, afirma Annika Stensson, portavoz de la National Restaurant Association.

Los datos oficiales de la inflación, aclara CNN Expansión, no incluyen a los alimentos, pues sus precios suelen ser más volátiles que la mayoría de los bienes. Eso explica que muchos inversores y observadores de la Reserva Federal otorguen menos peso a los costos de los alimentos como medida económica, aunque eso no significa que carezcan de sentido.

“Tener que gastar más en alimentos eleva el costo de vida tanto como tener que gastar más en cualquier otra cosa”. Afirma el profesor de la Universidad Johns Hopkins, Larry Ball.