Aerolíneas europeas reducirán sus vuelos a Venezuela

Lufthansa

La alemana Lufthansa, la aerolínea más grande de Europa, reducirá a partir del 3 de agosto sus vuelos.

- Getty Images


Lufthansa y Air Europa decidieron reducir sus vuelos disponibles hacia Venezuela, sumándose a medidas similares tomadas previamente por otras aerolíneas debido a las millonarias liquidaciones de divisas que adeuda el Gobierno socialista a las firmas que operan en el país.

Según un comunicado de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), un total de 15 aerolíneas han reducido sus frecuencias en lo que va del 2014, mientras que otras como Air Canada y Alitalia suspendieron sus operaciones.

La alemana Lufthansa, la aerolínea más grande de Europa, reducirá a partir del 3 de agosto sus vuelos semanales hacia y desde Caracas en un 40 por ciento, según ALAV.

De esta manera, la oferta semanal de asientos disponibles por la aerolínea alemana se reducirá de 1,105 actuales a 663, precisó el gremio en su página web.

El director de comunicaciones corporativas de la aerolínea, Nils Haupt, confirmó la reducción de frecuencias citando "razones operativas".

Por su parte, la española Air Europa recortará, también desde agosto, en un 57 por ciento sus vuelos a la capital venezolana, hasta ahora diarios, dijo ALAV.

Según el gremio, a partir del 8 de agosto, Aerolíneas Argentinas incrementará sus vuelos semanales de cinco a siete, pero reducirá sus asientos disponibles en un 17 por ciento.

Aumentan precio de boletos

De acuerdo con Reuters, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha prometido en varias ocasiones liberar las divisas acumuladas, pero la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) afirma que las aerolíneas que la integran tienen cerca de 4.000 millones de dólares represados que Venezuela no les han liquidado por la venta de boletos.

Los operadores internacionales han sido afectados por el control de cambio vigente en la nación petrolera desde hace 11 años, que les obliga a vender boletos en bolívares, dificultando convertirlos en divisas para su repatriación.

El Gobierno ha dicho que la suspensión de vuelos desde y hacia Venezuela no obedece a la multimillonaria deuda con las aerolíneas, sino a la desviación de rutas debido al Mundial de fútbol que se disputó en Brasil.

Los venezolanos encuentran cada vez más difícil comprar boletos para viajar al exterior y tienen que pasar horas frente a una pantalla de computador para lograr adquirirlos. Y, si tienen la suerte de conseguirlo, deben pagar el equivalente a un boleto a Europa para un trayecto dentro de Sudamérica.