Obama impone sanciones a empresas clave para Rusia

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

Por fomentar la inestabilidad en el este de Ucrania


Esta semana, Estados Unidos amplió las sanciones a Rusia en una nueva ronda que se suma a la retirada de visados y la congelación de activos de personas cercanas del entorno del presidente ruso Vladimir Putin.

Las sanciones, que afectan a empresas clave de los sectores energético, financiero y armamentístico, se dan por fomentar la inestabilidad en el este de Ucrania, coinciden con las sanciones más modestas de la Unión Europea.

Y, de acuerdo a lo que publica la web de El País, aunque las sanciones no afectan a sectores enteros de la economía de Rusia, sí suponen un aumento a la presión del país, pues limitan el acceso de las empresas al mercado de capitales de Estados Unidos.

Obama afirmó en la Casa Blanca que el objetivo de las sanciones es que “tengan el máximo impacto en Rusia, al tiempo que se limiten los efectos secundarios” a empresas de EEUU y europeas. “Lo que esperamos es que de nuevo el liderazgo ruso se dé cuenta de que sus acciones en Ucrania tienen consecuencias, incluida una economía rusa que se debilita y un aislamiento diplomático creciente”.

La gasista privada Novatek, la mayor petrolera estatal Rosneft y los bancos Gazprombank y VEB son algunas de las empresas sancionadas, consideradas pilares del capitalismo estatal de Rusia.Sin embargo, escapa al castigo Gazprom, la joya de la corona por ser la mayor empresa rusa y dominar una cuarta parte del consumo de gas en Europa.

Dichas sanciones limitan el acceso de las empresas al mercado de capitales de Estados Unidos, aunque no bloquean sus activos ni impiden la mayoría de las transacciones con ellas.

Ucrania saluda las sanciones

Esas sanciones son "un paso importante en el apoyo a la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania", afirmó este jueves el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

El presidente ruso Vladimir Putin, de visita en Brasilia, declaró que esa decisión causará "graves daños en las relaciones ruso-estadounidenses".

Estados Unidos y Rusia viven sin duda uno de los momentos más tensos en su relación desde el final de la guerra fría, según los analistas.

Menos severa fue la posición de la Unión Europea -con intereses económicos directos en Rusia-, que decidió ampliar las sanciones adoptando medidas punitivas contra entidades de ese país responsables de atentar contra la integridad territorial de Ucrania.

"Europa ha manifestado su solidaridad con Ucrania", escribió Poroshenko en su página Facebook.

'No tolerará el chantaje'

Las sanciones de Estados Unidos provocaron este jueves una dura respuesta desde Moscú, indicó por su parte la Agencia France Press.

El ministerio de Relaciones Exteriores ruso anunció que el país "no tolerará el chantaje" de Estados Unidos sobre Ucrania y estimó que la imposición de nuevas sanciones estadounidenses es una "venganza".

"No toleraremos el chantaje y nos reservamos el derecho de tomar medidas en respuesta" a las nuevas sanciones, añade el ministerio en un furioso comunicado.

Moscú considera las sanciones como "un intento primitivo de vengarse de que los acontecimientos en Ucrania no transcurran según el guión elaborado por Washington", según la nota.

Rusia afirma que EEUU también resulta afectado

"Si éste es el objetivo de nuestros socios occidentales, pronto lo lograrán", subrayó Medvédev en una reunión de su Gobierno, al que adelantó que las sanciones adoptadas por Estados Unidos contra algunos de los principales bancos y empresas rusas obligan a prestar más atención a los gastos en defensa y seguridad nacional del país, indica por su parte Efe.

A su vez, el presidente ruso, Vladimir Putin, lamentó el jueves la más reciente ronda de sanciones de Estados Unidos contra su país y dijo que ponen en riesgo las relaciones bilaterales y perjudican no sólo a las empresas rusas, sino también a las estadounidenses, indica The Associated Press.

El principal índice bursátil ruso, el MICEX, cayó 2.6% tras el anuncio de las sanciones contra la petrolera rusa Rosneft.

Los insurgentes prorrusos llevan cuatro meses luchando contra las tropas gubernamentales en el este de Ucrania, en un conflicto que la ONU asegura ha matado a más de 400 personas y provocado el desplazamiento de miles. El conflicto comenzó poco después de que Rusia se anexionara la península ucraniana de Crimea.

Entretanto, en el terreno, los combates en el este de Ucrania se intensificaron en los últimos días entre rebeldes y fuerzas progubernamentales, dejando 55 civiles muertos solamente desde el pasado fin de semana.