Juez convoca audiencia para el viernes por el caso de la deuda argentina

Argentina

Argentina entró en default tras el fracaso de la negociación con los fondos buitre.

- The Associated Press

Se reunirán en Manhattan


El juez federal estadounidense Thomas Griesa convocó a una audiencia el viernes en el litigio entre Argentina y los fondos especulativos con sentencia a favor por deuda impaga del país, indicó el jueves a la AFP un vocero judicial.

En tanto, Efe indica que la delegación de la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (ADeBA) encargada de negociar en Nueva York la compra de los títulos de deuda a los fondos especulativos vuelve hoy a Buenos Aires, tras fracasar las gestiones para evitar el cese de pagos, dijeron a Efe fuentes del organismo.

"La negociación fracasó y los representantes de ADeBA se están volviendo al país", indicó la portavoz de la asociación a Efe, confirmando el cierre de las negociaciones y la posibilidad de evitar que Argentina entrara en suspensión de pagos.

La delegación está integrada por miembros de entidades de capital argentino, que pretendían adquirir los bonos de deuda a los fondos especulativos y solicitar así una medida cautelar que desbloqueara los giros de dinero efectuados por el Gobierno de Cristina Fernández a los acreedores que se acogieron a las reestructuraciones de 2005 y 2010.

La Asociación de Bancos de Argentina la integran 27 entidades bancarias de capital argentino, entre ellos el Galicia, Hipotecario, Ciudad de Buenos Aires, Macro, Supervielle, de Córdoba, de Santa Fe, de San Juan y de Entre Ríos.

El Ejecutivo de Cristina Fernández no reconoce la suspensión de pagos y reitera que Argentina ha cumplido sus obligaciones financieras con los acreedores de la deuda reestructurada y por tanto la responsabilidad de que no hayan recibido el pago recae en el juez Thomas Griesa.

La bolsa se desploma

Por otro lado, la bolsa argentina se desplomó 6.42% a 8333.12 puntos en la apertura este jueves en medio del default parcial de su deuda declarado por una agencia calificadora ante la falta de acuerdo con fondos especulativos, señala la AFP.

La situación es de incertidumbre ya que el gobierno argentino niega haber entrado en default, como anunció la agencia de calificación financiera Standard & Poor's (S&P). El default selectivo significa que Argentina incumplió con pagos sobre una parte específica de su deuda.

Argentina 'eligio el cese de pagos'

A su vez, el fondo especulativo que lidera el litigio contra Argentina por el pago de deuda, NML, afirmó que el país suramericano "eligió el cese de pagos" frente a las "soluciones creativas" del mediador, mientras el Bank of New York Mellon (BoNY) se exculpó ante los bonistas en un comunicado.

En las horas posteriores al cese de pagos selectivo declarado en Argentina por la agencia de calificación Standard & Poor's y luego subrayado por el mediador de la negociación entre el país y los llamados "fondos buitres", las reacciones de las partes siguieron haciéndose públicas.

El fondo NML, filial de Elliot Management y líder del litigio que instruye el juez Thomas Griesa en Nueva York, aseguró que muchas de esas "soluciones creativas" planteadas por el mediador Daniel Pollack era "aceptables" pero "Argentina rechazó considerar seriamente cualquiera y, en su lugar, eligió el cese de pagos".

Este comunicado fue emitido horas después de que el ministro de Economía, Axel Kicillof, rechazara el término "cese de pagos" para la situación que afecta al país tras no llegar a un acuerdo a tiempo para desbloquear el pago a los bonistas de deuda reestructurada que congeló el juez Griesa por no respetar la cláusula "pari passu".

Esta cláusula protege a los litigantes de no recibir el pago a la vez que los otros bonistas, que sí se acogieron al canje de 2005 y 2010, e hizo que el giro de 1.031 millones de dólares realizado por Argentina el 26 de junio, quedara en parte estancado en distintos bancos por recomendación de Griesa, que consideró que si el dinero llegaba a los bonistas habría desacato a la autoridad.

Así, el BoNY, que recibió 539 millones de dólares en su cuenta en el Banco Central de la República, tiene todavía ese dinero congelado y el cese de pagos selectivo que declaró Standard & Poor's se refirió únicamente ese fondo, añade Efe.

El banco neoyorquino emitió un comunicado en el que explicó a los bonistas la situación, todavía bajo "recomendación" del juez pero no sobre una orden judicial.

"Hasta la fecha, el tribunal no ha emitido una orden sobre la moción del administrador (en este caso BoNY). Según las órdenes previas del Tribunal, el administrador seguirá manteniendo los fondos en sus cuentas del Banco Central (de la República)" explican en un comunicado.

También añaden que estarán "pendientes" de esa nueva orden cuya "naturaleza y fecha todavía no es conocida".

Por último, aunque ponen a disposición de los bonistas una dirección de correo electrónico de consulta, aseguran que los bonistas "no deberían tener el banco como única fuente de información" y que el BoNY "no hace recomendaciones y no da asesoría legal o de inversión" a los afectados.

¿Qué opinan los argentinos?

En otro parte informativo, Efe señala que el 44.2 por ciento de los argentinos responsabiliza al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de abocar al país al cese de pagos, tras el fracaso de las negociaciones con los fondos especulativos que litigaron en tribunales estadounidenses, según una encuesta difundida el jueves.

De acuerdo a un sondeo realizado por la consultora Management & Fit, el 17.6 por ciento de las personas culpan al juez estadounidense Thomas Griesa de la nueva suspensión de pagos que afronta Argentina, y sólo el 9% afirma que los responsables son los fondos especulativos, denominados por el Gobierno argentino como "fondos buitre".

Según el estudio publicado por el diario económico El Cronista Comercial, el 60% de los argentinos valoró negativamente las gestiones llevadas adelante por el Gobierno para pagar a los tenedores de bonos reestructurados y evitar así que el país entrara en el quinto cese de pagos de su historia.

En cambio, el 34.2% de los encuestados calificó de manera positiva el desempeño del equipo económico liderado por el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof.

Según el sondeo, el 38% de los entrevistados opina que la aceleración inflacionaria será la principal consecuencia de un "default", el 23 por ciento considera que el mayor problema será una recesión más profunda, mientras que el 16% cree que una suspensión de pagos producirá tensiones cambiarias.