Argentina acusa a juez Griesa de inmovilismo para 'favorecer a fondos buitre'

Cristina Fernández

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

- Getty Images

Las quejas del país sudamericano


El Gobierno argentino acusó el viernes al juez federal estadounidense Thomas Griesa de inmovilismo "para beneficiar a los fondos buitre" tras la vista celebrada en Nueva York en la que el magistrado llamó a continuar las negociaciones entre el país suramericano y los fondos especulativos.

"Una vez más el juez llamó a una audiencia para no resolver absolutamente nada en relación a los fondos de terceros que mantiene inmovilizados. De este modo, lejos de mantener el status quo, como lo ha denunciado la República, vuelve a favorecer a los fondos buitre, en dos sentidos", sostuvo el Ministerio de Economía argentino en un comunicado.

Pide que sigan las negociaciones

Los fondos reclaman a Argentina el pago de unos 1,500 millones de dólares por deuda en mora desde el cese de pagos de 2001, que no está sujeta a las reestructuraciones que la gran mayoría de acreedores del país suramericano aceptó, informa la agencia Efe.

Los fondos pretenden que el pago se haga en efectivo y sin quitas, pero Argentina sostiene que no puede cancelar la deuda de ese modo porque violaría así una cláusula legal por la que no puede darles a otros acreedores mejores condiciones de pago que a los inversores que adhirieron a los canjes de 2005 y 2010.

Según la cartera encabezada por el ministro Axel Kicillof, al bloquear el cobro a algunos de los bonistas de deuda reestructurada, Griesa "pretende someter a la Argentina a una verdadera extorsión para que pague a los fondos buitre lo que pretenden, aun cuando el propio juez sabe perfectamente que tal pretensión implica la violación de la ley argentina".

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández criticó también la decisión de Griesa de mantener a Daniel Pollack como mediador, volvió a rechazar que el país se encuentre en cese de pagos y señaló que están "ante un insólito caso donde una de las partes, con la ayuda del juez, provoca los hechos que luego la favorece", señala Efe.

En la vista celebrada el viernes, Griesa descartó reemplazar a Pollack por "pérdida de confianza", tal y como alegó Argentina y llamó a las partes a continuar las negociaciones pese a haber vencido el mes de plazo que tenía el Gobierno de Fernández para pagar a los bonistas de deuda reestructurada.

Según el Gobierno de Cristina Fernández, "estaríamos ante un insólito caso donde una de las partes, con la ayuda del juez, provoca los hechos que luego la favorece", citó Efe en otro parte informativo.

"¿Cómo puede ser que haya delegado en los fondos buitre la decisión de dar un stay (medida cautelar) a Argentina, cuando estos mismos fondos podían tener ganancias multimillonarias si no arreglaban?", se cuestionó la cartera encabezada por Kicillof.

Cristina Fernández aseguró el jueves que Argentina "va a utilizar todos los instrumentos legales" para que los acreedores que adhirieron los canjes de deuda en 2005 y 2010 (el 92.4% del total) reciban el dinero correspondiente al último vencimiento de deuda, que fue girado a los bancos por el país suramericano el pasado 26 de junio.

Demandan investigación

Por otro lado, Argentina pedirá una investigación al organismo regulador bursátil estadounidense (SEC) para que determine si el juicio en Nueva York con los fondos especulativos no es una "maniobra" para beneficiarse con el default de la nación sudamericana, anunció el ministerio de Economía.

La Agencia France Press indica que la cartera económica también anunció que volverá a solicitar el reemplazo del mediador Daniel Pollack, que el juez Griesa negó en una audiencia celebrada el viernes y que según Buenos Aires, "no resolvió nada".

El viernes, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, según su sigla en inglés) determinó que se produjo "un evento de incumplimiento de pagos" el miércoles, cuando venció el plazo para que acreedores de deuda reestructurada recibieran 539 millones de dólares por concepto de intereses, que finalmente no cobraron.

El anuncio del ISDA activa pagos de seguros privados por un estimado de 1,000 millones de dólares sobre esos títulos.

Los regaños a Argentina

En el encuentro del viernes, Griesa exhortó a Argentina a reanudar "lo antes posible" las negociaciones y dejar de proferir públicamente lo que calificó de "verdades a medias" sobre el tema.

La reprimenda del juez de distrito Thomas P. Griesa ocurrió durante la audiencia en Manhattan, donde además advirtió que Argentina tiene todavía la obligación de pagar a sus acreedores estadounidenses, tal como el propio magistrado ordenó en un fallo de 2012 que fue avalado en junio por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, señaló por su parte The Associated Press.

El magistrado señaló que todas las declaraciones de los funcionarios argentinos han dejado a un lado esa obligación.

"Las verdades a medias son falsas y engañosas", dijo Griesa. "Las verdades a medias no cumplen con la ley, que requiere la revelación de los hechos".

Pese a sus duros términos contra Argentina, el juez instó a las partes a seguir negociando, lo cual repercutió positivamente en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que cerró la semana con un alza de 1.69% a 8,326.920 puntos. No obstante, el dólar en el mercado oficial subió 0.24% a 8.25 pesos por unidad, mientras en el informal su cotización alcanzó los 12.80 pesos por unidad, 0.79% más que en la víspera.

La divisa estadounidense es el refugio preferido de los ahorristas argentinos en época de turbulencia económica.

En Wall Street las acciones de las energéticas argentinas sufrieron pérdidas de entre 2% y 3.4%.