México, único país latinoamericano con salario mínimo inferior al umbral de la pobreza

Pobreza en México

México, la segunda potencia económica de Latinoamérica después de Brasil, es "el único país de la región donde el salario mínimo es inferior (0.66 veces) al umbral de la pobreza".

- Getty Images

Fuerte pérdida del poder adquisitivo


México, la segunda potencia económica de Latinoamérica después de Brasil, es "el único país de la región donde el salario mínimo es inferior (0.66 veces) al umbral de la pobreza", indicó el martes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"La pérdida de casi el 70% del poder adquisitivo real del salario mínimo y su posterior estancamiento ha sido un proceso largo, acumulativo desde 1980", puntualizó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, durante un foro en la capital mexicana, informa la Agencia France Press.

"Aquellos que reciben dos salarios mínimos (en México) tienen una remuneración sólo mínimamente superior al umbral de la pobreza", añadió la funcionaria de la institución con sede en Chile.

En contraste, el salario mínimo de Costa Rica triplica (3.18 veces) el ingreso equivalente a la línea de la pobreza.

Según la Cepal, estudios en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay indican que la mejora del salario mínimo se ha traducido en una caída de la desigualdad en un contexto de crecimiento del empleo y de fuerte formalización laboral.

En México "casi un 14 por ciento de los ocupados reciben un salario inferior al salario mínimo, mientras que alrededor de dos de cada cinco ocupados percibe como remuneración, cuando mucho, dos salarios mínimos", explicó Bárcena.

A favor del incremento progresivo

Por su parte, el Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, Antonio Prado subrayó en un comunicado que las políticas de salario mínimo en la región "deberían basarse en un incremento progresivo, coherente con las políticas macroeconómicas, productivas y de crédito".

Prado mencionó que durante la última década en todos los países de América Latina, con la excepción de México, se ha vivido un proceso de crecimiento y recuperación de los salarios mínimos como un mecanismo potente para promover la igualdad, el consumo masivo y un robusto crecimiento económico, añade la agencia Efe.

A su vez, el subsecretario de Trabajo y Previsión Social de México, Rafael Avante, aseguró que el gobierno se propuso homologar el salario mínimo en todo el país y lograr un impacto positivo en el poder adquisitivo.

La AFP recuerda que la economía de México, donde casi la mitad de sus 118 millones de habitantes viven en situación de pobreza, creció un 1.1% en 2013 en vez del 3.5 por ciento que esperaba inicialmente el gobierno.

Además, tras un decepcionante primer trimestre de 2014 el gobierno revisó a la baja su previsión de crecimiento para este año, de 3.9% a 2.7%.