El ébola también 'enferma' a la economía de los países afectados

Ébola

El ébola está interrumpiendo negocios e infligiendo daño económico en los tres países africanos en el centro de la crisis.

- Getty Images

Secuelas inminentes


La epidemia del ébola en África Occidental dejará secuelas en la economía de los países afectados, en los que los mercados se van vaciando, los campos quedan al abandono y la minería empieza a resentirse.

"Es una catástrofe. Perdemos mucho dinero", lamenta Alhaji Bamogo, vendedor de ropa en el mercado Red Light, el segundo más grande de Monrovia, capital de Liberia. "Todos los que vienen compran comida o productos de desinfección contra el ébola", cita la Agencia France Press.

Esta epidemia sin precedentes ha causado al menos 1,350 muertos, sobre todo en Liberia, Sierra Leona y Guinea, que figuran entre los países más pobres del mundo.

"La epidemia del ébola no es sólo una epidemia de salud pública, sino una crisis económica (...) que afecta a numerosos sectores de la actividad", alertó el presidente del Banco Africano de Desarrollo (BAD) Donald Kaberuka, quien anunció esta semana un fondo de 60 millones de dólares para los países afectados.

Cuanto más dure la epidemia mayor será la influencia de los factores psicológicos en los actores económicos, advierten los expertos.

Según Philippe Hugon, director de investigación encargado de África en el Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (Iris), "el principio de precaución tendrá como consecuencia una bajada de la producción ya que las economías del África occidental son muy dependientes de los grandes grupos para exportar sus materias primas".

El tiempo lo dirá todo

"Todo depende de si esto se queda en algo coyuntural o de si la epidemia sigue creciendo con el tiempo. Los empresarios extranjeros en el lugar están muy preocupados", precisa.

El gigante mundial del acero ArcelorMittal anunció el 8 de agosto la suspensión de las obras de ampliación de una mina de Yekepa y de la terminal portuaria de Buchanan, en Liberia, después de que los subcontratistas evacuaran a los empleados.

La epidemia puede "reforzar la idea de que Guinea, Sierra Leona o Liberia son países en los que es peligroso vivir, a causa de enfermedades como el sida o el Ébola, y por lo tanto invertir en ellos", añade Philippe Hugon, quien insiste en que las anulaciones de los vuelos dificultan los intercambios.

'Impacto financiero directo'

Además, un estudio de la agencia Moody's estima que "la epidemia puede tener un impacto financiero directo en los presupuestos de los gobiernos mediante un aumento de los gastos de salud".

En Guinea, donde surgió el brote, llueven las críticas por la demora de las autoridades en decretar el estado de emergencia sanitaria.

Amadou Soumah, un responsable sindical, asegura que el despliegue de fuerzas guineanas en las fronteras acarreará más gastos y acusa al presidente Alpha Condé de haber declarado en abril que la epidemia estaba "controlada" para "que no huyeran los inversores".

El número de víctimas no tendrá necesariamente un impacto en la oferta de mano de obra en el sector agrícola, estima Philippe De Vreyer, especialista en la economía de África Occidental.

Pero De Vreyer prevé comportamientos nocivos. "La gente se desplazará cada vez menos. Por ejemplo, el que acostumbra a vender sus verduras en el mercado local decidirá quedarse en casa".

En las regiones de Sierra Leona y Liberia que se encuentran en cuarentena, las plantaciones de cacao y de café se quedan desiertas y hay escasez de alimentos, sobre todo de arroz, porque los negociadores renuncian a aprovisionarse para no tener que desplazarse.

En Nigeria, principal productor petrolero del continente, las actividades de extracción en el delta del Níger, a un millar de km de Lagos, donde hay 15 casos identificados, no se han visto afectadas por el momento de forma significativa.

La primera potencia económica de África es el país menos afectado por el virus, con cinco muertos.

Pero, según Bismarck Rewane, jefe de Financial Derivatives Company, con sede en Lagos, "las reservas de hotel bajaron casi un 30% este mes, al igual que los pedidos de comida y de bebidas para grandes concentraciones, como bodas o funerales".

La respuesta de las empresas

Caterpillar ya sacó a un puñado de empleados de Liberia. Canadian Overseas Petroleum Ltd. suspendió un proyecto de perforación. British Airways ha cancelado vuelos a la región. ExxonMobil y Chevron esperan ver si las autoridades de salud pueden contener el peligro.

El brote de ébola, que ha cobrado más de un millar de vidas, está interrumpiendo negocios e infligiendo daño económico en los tres países africanos en el centro de la crisis: Guinea, Sierra Leona y Liberia. Hasta el momento, los analistas dicen que la crisis no amenaza a más economías africanas o la global, informa The Associated Press.

"Debemos asegurarnos de que el virus se controla y contiene lo más rápido posible", dijo Olusegun Aganga, ministro de Comercio de Nigeria, que ha confirmado nueve casos de ébola. "Una vez hecho esto, no creo que esto vaya a tener un impacto duradero en la economía".

La Organización Mundial de la Salud declaró el viernes emergencia internacional de salud pública. La OMS no recomendó nada sobre viajar o los negocios. Pero advirtió que todo aquel que hubiese tenido contacto cercano con enfermos de ébola debe evitar viajes al extranjero y pidió que se hagan revisiones en los aeropuertos internacionales y cruces fronterizos.

"Cuando se tiene un extenso brote de ébola, se puede terminar con una situación de pánico", dijo John Campbell, especialista en África en el Consejo de Relaciones Exteriores. "La gente no acudirá a trabajar. Los expatriados se irán. La actividad económica se desacelerará, los campos no serán plantados".

El Banco Mundial estima que el brote reducirá el crecimiento económico en Guinea, donde la crisis surgió en marzo, desde 4.5% a 3.5% este año.

Ama Egyaba Baidu-Forson, economista de IHS Global Insight especializada en el África subsahariana, redujo sus previsiones de crecimiento para este año en Liberia y Sierra Leona. Advirtió que los precios subirán porque los alimentos y otros productos básicos escasearán y prevé que los frágiles gobiernos de la región acumularán enormes déficits presupuestarios en la lucha contra el ébola.

La lucha para responder a la crisis

Mientras tanto, las multinacionales que hacen negocios en la región están luchando para responder a la crisis.

El fabricante estadounidense de maquinaria pesada Caterpillar Inc. ha evacuado a menos de 10 personas de Liberia. British Airways suspendió los vuelos hacia y desde Liberia y Sierra Leona hasta el 31 de agosto.

La minera australiana Tawana Resources suspendió todas las actividades de campo no esenciales dentro de Liberia y está regresando a algunos empleados a sus países.

ExxonMobil y Chevron están monitoreando de cerca el brote del virus ébola en África Occidental.

La AP añade que hasta ahora, el daño económico no ha afectado a Nigeria, la mayor economía de la región, aunque la enfermedad se ha extendido ya a ese país.

Millones necesarios para combatir la enfermedad

Por otro lado, la OMS reivindicó en Etiopía la necesidad de destinar 100 millones de dólares para poder combatir la epidemia del ébola.

"Se necesita un extra de 100 millones de dólares para hacer frente al peor brote del virus de Ébola que afecta a cuatro países de África Occidental", aseguró el representante de la OMS, Pierre M'Pele Kilebou, en una rueda de prensa auspiciada por la Unión Africana (UA) en la capital etíope, informó por su parte la agencia Efe.

Ante el aumento de casos de contagio por el virus, el pasado viernes la OMS declaró el brote de ébola en Africa Occidental como una "emergencia pública sanitaria internacional".

"A día de hoy se han registrado más de 1,800 casos con una tasa de mortalidad que oscila entre el 45 y 75 por ciento en cinco meses", precisó Kilebou.

Desde que el brote surgió el pasado marzo en Guinea Conakry, la OMS ha desplegado a cerca de 200 personas en los cuatro países afectados -Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona y Nigeria- para coordinar esta crisis sanitaria.

La OMS también aprobó, desde el punto de vista ético, el uso de tratamientos experimentales contra el ébola, aunque no especificó quiénes tendrán prioridad para recibir las muestras de fármacos.

La UA anunció que en su próxima cumbre que celebrará en septiembre en Burkina Faso, abordará una respuesta coordinada en todo el continente para combatir la epidemia.