Deuda de hogares en EEUU baja en el segundo trimestre por menores hipotecas

Deudas

La cifra en el segundo trimestre se redujo un 0.2%, de 11.65 billones a 11.62 billones de dólares.

- Getty Images

Aumento en los préstamos estudiantiles y para la compra de un auto

La deuda de los hogares de Estados Unidos bajó en el segundo trimestre un 0.2 por ciento, de 11.65 billones a 11.62 billones de dólares, en el que se conjugaron el descenso de nuevos préstamos hipotecarios y el alza en los créditos estudiantiles y para automóviles, indicó este jueves la Reserva Federal (Fed).

Los nuevos préstamos hipotecarios cayeron hasta los 286,000 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2000, lo que refleja el menor número de ventas de casas registrados en los últimos meses y las exigentes condiciones de créditos tras la crisis financiera.

"Un ligero descenso en los balances inmobiliarios, consistente con los acontecimientos en el mercado de la vivienda, contribuyeron a una deuda total de los hogares casi plana", afirmó Donghoon Lee, economista de la Fed de Nueva York, que compila estos datos.

Las hipotecas suponen el 70% de la deuda acumulada por los hogares estadounidenses.

Sin embargo, en otros sectores, se registra un importante repunte del crédito, especialmente en el de los préstamos para la compra de automóviles, lo que apunta a un mayor optimismo por parte de los consumidores.

En el segundo trimestre este tipo de préstamos creció en 30,000 millones de dólares, hasta los 905,000 millones, el decimotercer trimestre de crecimiento consecutivo.

Lee subrayó que los datos confirman "el continuado fortalecimiento en el mercado de automóviles, el mayor volumen de desde 2006".

También los préstamos estudiantes aumentó en 7,000 millones de dólares, hasta los 1.12 billones de dólares.

Por su parte, la deuda de tarjetas de crédito mostró un alza de 10,000 millones de dólares, pero a niveles más moderados que hace un año, hasta los 669,000 millones de dólares.

Por último, los datos apuntan a que los estadounidenses están haciendo sus pagos a tiempo, ya que el porcentaje de deuda que estaba notablemente vencida cayó un 4.5%, la cifra más baja desde 2008.