Ferguson es un ejemplo de la desigualdad que se vive en Estados Unidos

Ferguson

Ferguson es un ejemplo de la desigualdad que se vive en Estados Unidos.

- Getty Images

¿El color de piel determina los ingresos?


Ferguson, en Missouri, ha saltado a los titulares en las últimas fechas por las protestas que se han desencadenado tras el asesinato del joven afroamericano Michael Brown, pero más allá de eso, representa solo un ejemplo de la desigualdad que se vive en Estados Unidos.

La web CNN Expansión afirma que tanto los ingresos como la calidad de vida de los estadounidenses varía dependiendo del color de piel, pues un hogar de afroamericanos típicos logra acumular menos de una décima parte de lo que acumula una familia blanca, situación que –de acuerdo al medio—está agravándose.

Un estudio de la Universidad de Brandeis al que alude CNN Expansión arrojó que la brecha de riqueza entre afroamericanos y blancos ha crecido casi al triple en los últimos 25 años, debido en gran medida a que la propiedad de viviendas es menor en los primeros, y la vivienda suele ser el mayor activo de los estadounidenses.

Además, los ingresos de los afroamericanos son con frecuencia inferiores a los de las personas blancas, apenas alcanzando el 60 por ciento, lo que les vuelve más inalcanzable el ahorro y la generación de riqueza.

Los afroamericanos enfrentan una tasa de desempleo al doble que la de personas blancas, y esta situación –siempre de acuerdo a CNN Expansión—se ha mantenido por varios años.

De este modo, más de uno de cada cuatro afroamericanos es pobre, mientras en los blancos la cifra es de uno de cada 10.