Obama presiona a Congreso para renovar mandato de Eximbank

Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

Argumenta la creación de empleos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó este sábado al Congreso para que renueve el mandato del estatal Banco de Exportación e Importación (Eximbank), que expira en septiembre, ante la campaña de algunos republicanos para eliminarlo.

En su discurso semanal de los sábados, Obama defendió la labor del banco que concede créditos, garantías y seguros para que las compañías estadounidenses financien sus exportaciones, e instó a los miembros del Congreso a "hacer su trabajo y reautorizar" el mandato que permite a la entidad seguir en funcionamiento.

"Su única misión es crear empleos estadounidenses. Eso es todo. Ayuda a muchos emprendedores estadounidenses a dar ese próximo paso y llevar al plano global su pequeño negocio", afirmó Obama.

Muchos republicanos conservadores han abogado por eliminar el banco, cuyo mandato expira el 30 de septiembre, con el argumento de que sus actividades son una forma de prestación social corporativa que a menudo se gestiona a través de favoritismos.

Obama recordó que el Congreso ha renovado el mandato del banco 16 veces, "siempre con apoyo de ambos partidos", porque "el banco funciona, es independiente y paga sus propios gastos", por lo que no supone una carga para los contribuyentes.

En perjuicio de miles de negocios, sostiene Obama

"Pero si el Congreso no actúa, miles de negocios, grandes y pequeños, que venden sus productos en el extranjero recibirán un golpe completamente innecesario", alertó Obama.

"Los pequeños negocios han tenido que superar muchas cosas estos últimos años (...), y cada vez hay más que están abriendo sus puertas y trabajando para liderar el regreso de Estados Unidos. Como mínimo, merecen un Congreso que no se interponga en el camino de su éxito", subrayó.

El mandatario instó a los propietarios de pequeños negocios y a los empleados de grandes empresas que dependan en la financiación de Eximbank a contactar a sus representantes en el Congreso para decirles que "dejen de tratar sus negocios como si fueran prescindibles".

Cuando los legisladores regresen de su pausa de agosto, está previsto que el Senado vote sobre una extensión de cinco años más para el mandato de Eximbank, pero por ahora la Cámara de Representantes no ha informado de ningún plan para actuar al respecto.