Argentina revocó permiso al Bank of New York para operar en el país

Bank of New York

Argentina lanzó una embestida contra la entidad por haber acatado un fallo de una corte estadunidense que la hizo caer un default de deuda.

- Getty Images


Argentina revocó la autorización legal para que el Bank of New York Mellon (BONY) opere en el país, dijo este martes el gobierno, en momentos en que la nación sudamericana lanzó una embestida contra la entidad por haber acatado un fallo de una corte estadounidense que la hizo caer un default de deuda.

La medida tomada por el Banco Central se produce al mismo tiempo que en el Congreso se debate un proyecto de ley enviado por la presidenta Cristina Fernández para que el estatal Banco Nación reemplace al BONY como el agente de pagos de bonos argentinos reestructurados bajo leyes extranjeras.

El banco se negó a completar a fines de julio el pago de los intereses de un bono Discount debido a una orden del juez de distrito en Manhattan, Thomas Griesa, para que el país compense primero a fondos de inversión que reclaman recuperar en valor total de los títulos que Argentina dejó de honrar en su default de 2002.

Buenos Aires se ha negado a cumplir el fallo de Griesa, que le implicaría pagar mil 330 millones de dólares más intereses a los litigantes liderados por los fondos NML y Aurelius, según reveló Reuters.

El gobierno argentino acusó al BONY de haber incumplido con su deber como agente de pagos y amenazó con demandarlo.

"La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (del Banco Central...) ha revocado la autorización para la representación del BONY en la República Argentina", dijo a periodistas el jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, sin dar más detalles.

Estos fondos quedaron en un limbo legal

El Banco Central dijo en su resolución que le revocó la representación legal al BONY por haber incumplido una serie de requerimientos técnicos para operar en el país.

Pero una fuente de la entidad consultada por Reuters, dijo bajo condición de anonimato que la revocación de la representación legal no impediría al BONY transferir al extranjero los 539 millones de dólares que Argentina le depositó en sus cuentas locales para cancelar el vencimiento del Discount si la entidad decidiera completar el proceso de pago.

"La plata depositada por Argentina en las cuentas del BONY en Buenos Aires no tiene ninguna afectación. El banco puede pagar sin problemas", dijo la fuente.

Estos fondos quedaron en un limbo legal. Argentina asegura que pertenecen a los tenedores de los Discounts.

La decisión afecta fundamentalmente a los otros negocios que el BONY puede tener en el país, como ser el agente custodio de acciones de empresas locales que cotizan en el extranjero.

"Cada banco extranjero tiene una oficina de representación, mediante una persona titular y una suplente. Lo que se hace es revocar esa autorización", explicó.

"Para el caso práctico, es perder una pata más para los negocios en el país", agregó.

El BONY puede apelar la medida e intentar nombrar nuevos representantes legales en el país, lo que puede ser aceptado o no por el Banco Central.