Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • BRICS
  • Próximo álbum

Los BRICS quieren competir con el Banco Mundial

Los países BRICS no respaldarán como grupo a un candidato a la presidencia del Banco Mundial pero avanzaron en el proyecto de crear un banco de fomento, criticaron la política monetaria de Estados Unidos y Europa y llamaron al diálogo con Irán y Siria, en la mira de las potencias occidentales, según la agencia AFP.
En su cuarta cumbre, celebrada el jueves en Nueva Delhi, los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Dimitri Medvedev (Rusia), Hu Jintao (China) y Jacob Zuma (Sudáfrica), junto al primer ministro de India, Manmohan Singh, no lograron un acuerdo para respaldar a ninguno de los tres candidatos que aspiran a presidir el Banco Mundial: un colombiano, una africana y un estadounidense.
Consideraron que la selección debe basarse en el "mérito" más que en la nacionalidad y en su disposición a "transformar el Banco en una institución multilateral", que "refleje la realidad económica y política actual".
Con la fuerza de sus economías, que este año responderán por el crecimiento del 56% de la economía mundial y representan un cuarto del PIB del planeta, los BRICS reclaman mayor participación en las instancias multilaterales.
El FMI y el BM deben "reflejar el peso de los países emergentes en la composición de las cuotas de las direcciones respectivas", dijo Dilma Rousseff, quien también abogó por una reforma del Consejo de Seguridad para dar cabida a países como Brasil, India o Sudáfrica.
Los presidentes de China y Rusia, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, se limitaron en ese punto a "apoyar" la "aspiración" de esos tres países a desempeñar un mayor papel en esa instancia de Naciones Unidas.
Los participantes en la cumbre, celebrada bajo el lema de "Asociación de los BRICS para la estabilidad, la seguridad y la prosperidad global", coincidieron en cambio en la necesidad de un banco de desarrollo para "trabajar en temas de infraestructura, innovación, desarrollo, ciencia y tecnología e investigación".
Un grupo de trabajo se encargará de evaluar la "factibilidad y viabilidad" de ese proyecto, que competiría con el Banco Mundial. Sus conclusiones se presentarán en la Cumbre que celebrarán el próximo año en Sudáfrica. El presidente sudafricano, Jacob Zuma, espera incluso que la nueva institución vea la luz en ese encuentro.
Los emergentes, cuyo crecimiento ha acusado el impacto de la crisis de la deuda en Europa, arremetieron contra las políticas monetarias de la Reserva Federal estadounidense y del Banco Central Europeo para recapitalizar a los bancos, que han provocado un "exceso de liquidez" que provoca flujos de capital volátil en sus economías.
Tampoco ven en la austeridad una solución para resolver la crisis de la deuda y recomiendan a la Eurozona que adopte políticas de fomento del crecimiento y el empleo.
En el terreno de las realizaciones concretas, los representantes de los Bancos de Desarrollo nacionales acordaron ampliar la facilidad de créditos en monedas locales, con el fin de reducir la demanda de divisas convertibles para las transacciones entre los BRICS, y la concesión de letras de crédito para financiar sus exportaciones.
En lo que respecta a los conflictos de Oriente Medio, en particular Siria e Irán, abogan por soluciones negociadas.
"Acordamos que una solución duradera para Siria e Irán solo puede alcanzarse mediante el diálogo", dijo el anfitrión y primer ministro indio, Manmohan Singh.
En el caso de Siria, exigieron que "se ponga fin inmediatamente a toda violencia y a las violaciones de los derechos humanos" y se promueva el diálogo que "refleje las aspiraciones legítimas de todos los sectores de la sociedad siria", así como el respeto de la "independencia, integridad territorial y soberanía".
Y en cuanto a Irán, recordaron que "no se puede permitir una escalada del conflicto" pues las "consecuencias desastrosas" que se derivarían de ello "no beneficiarían a nadie".
La presidenta brasileña fue incluso más lejos y dijo que las sanciones occidentales contra Irán son "extremadamente peligrosas". Sin contar el efecto que tienen en la subida del precio del petróleo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

¿Qué pasará con la economía de EU en 2012?

Los mejores países para hacer negocios

Las figuras de Candy Crush se tomaron la Bolsa de NY

Imágenes: la nueva mansión de Selena Gómez

Disfruta más imágenes
a tu izquierda