Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Barack Obama
  • Próximo álbum

Obama abogó por más impuestos a los millonarios

Barack Obama abogó este martes por la "regla Buffett", una redefinición de los criterios fiscales destinado a hacer pagar más a los estadounidenses más ricos, una manera de poner en evidencia al multimillonario Mitt Romney, su probable adversario en la elección presidencial.
"Lo que condiciona enteramente a nuestra economía es la brecha que separa a los 'ultraricos' del resto de la población", dijo el presidente estadounidense en un discurso en Florida, un Estado crucial en el mapa electoral para el escrutinio del 6 de noviembre, cuando bregará por un segundo mandato de cuatro años.
"Les pregunto: ¿cuál es la mejor forma de fortalecer a nuestra economía? ¿Dar $150 mil más en exenciones fiscales a cada millonario y multimillonario? ¿O invertir en la educación, investigación, salud y en nuestros veteranos de guerra?", agregó Obama en un discurso en la universidad de la ciudad de Boca Raton, del cual la Casa Blanca difundió extractos a media jornada.
El mandatario defiende desde septiembre de 2011 la "regla Buffett", una iniciativa del multimillonario Warren Buffett que propone que las personas que registren ingresos que superen el millón de dólares paguen al menos 30% de impuestos.
Obama subraya que es injusto que Buffett, cuya fortuna figura entre las mayores del mundo, esté sujeta a una tasa impositiva inferior al salario de su secretaria, a causa de un sistema fiscal que grava más al trabajo que al capital.
El Senado, controlado por los aliados demócratas de Obama, debe realizar una votación sobre esta iniciativa, pero sus adversarios republicanos son hostiles a ella y pueden bloquearla.
La insistencia de Obama parece destinada principalmente a poner a su eventual adversario a la presidencia a la defensiva.
Romney, ex inversor cuya fortuna se estima entre $190 y $250 millones, reconoció estar sujeto a una tasa impositiva cercana a 15%, pese a contar con ingresos anuales superiores a $20 millones en 2010 y 2011.
El aspirante republicano se beneficia también -al igual que muchos estadounidenses ricos- de nichos fiscales instaurados en 2001 y 2003 bajo la presidencia del republicano George W. Bush.
La Casa Blanca publicó este martes un informe que muestra que el 0.1% de los estadounidenses que reciben los ingresos más elevados, pagan hoy impuestos que representan 26% de sus ingresos, contra 51% en 1960, mientras que para los miembros de la clase media, en el mismo lapso su contribución fiscal pasó de 14 a 16%.
El retorno a la palestra de la "regla Buffett" se produce cuando los estadounidenses se preparan para entregar su declaración de ingresos al fisco antes del 17 de abril y deberían ser más sensibles a una propuesta de mayor equilibrio en el pago de impuestos.
Los senadores "deberán explicar la razón por la cual discrepan con este principio" de reequilibrio de la fiscalidad, afirmó este lunes el portavoz de Obama, Jay Carney.
El campo republicano respondió este martes subrayando que lo que llaman el "impuesto Buffett" no permitiría captar más de $50 mil millones adicionales en 10 años, una gota de agua en relación a la deuda del Estado federal, que supera los $15.6 billones.
El propio ex presidente Bush defendió el martes las exenciones de impuestos decididas en 2001 y 2003, en un discurso pronunciado en Nueva York. "Si se aumentan los impuestos, se saca dinero del bolsillo de los consumidores", afirmó Bush, en una rara incursión en la arena política luego de abandonar la Casa Blanca en enero de 2009.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Desempleo y recesión envuelven a España

Polémicos o peligrosos: los productos que han sido retirados del mercado

La Semana del Emprendedor en fotos

Imágenes: la huelga general en Argentina

Disfruta más imágenes
a tu izquierda