¿Flojera vespertina en el trabajo? Te decimos cómo eliminarla

Flojera en el trabajo

Tres de la tarde: ese momento en el que apenas y puedes mantener los ojos abiertos en la oficina. Te decimos cómo olvidarte de eso.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Por: Rebecca Thorman, Money US News


Tres de la tarde: ese momento en el que apenas y puedes mantener los ojos abiertos, y mucho menos conseguir terminar cualquier trabajo. Si estás luchando en busca de motivación, no te desanimes, que hay más opciones que una mirada perdida en la distancia. Te decimos seis maneras de mantenerte productivo después de la flojera que da durante la tarde.

1. Da un paseo por el edificio. Los estudios demuestran que permanecer sentado por mucho tiempo produce un mayor riesgo de contraer diabetes, enfermedades del corazón, una variedad de cánceres y una muerte temprana. Levántate, trata de estirar y mover tus músculos.

Encuentra empleo.

Intenta caminar en un piso diferente a ese en el que trabajas, o camina por el estacionamiento. Puedes también estirarte en el ascensor o detrás de tu escritorio. De este modo, evitas los riesgos a la salud que implican estar en tu silla todo el día, así que ¡a moverse!

2. Programa reuniones. Puede parecer contradictorio, pero hablar con un cliente o un colega te puede ayudar a mantenerte despierto y alerta cuando no te puedes concentrar. Si no tienes ninguna reunión qué programar, intenta pasar unos minutos en área de comedor de tu oficina, para reordenar tus ideas, Eso sí, no te dejes tentar por las delicias azucaradas.

¿Qué opinas de estas estrategias? ¿Aplicas otras? Comparte en nuestros Foros.

3. Organiza tus sistemas. Deshazte de las tareas que son difíciles para concentrarse. Por ejemplo, configura filtros para tus correos electrónicos, organiza tus notas, limpia los cajones de tu escritorio o haz una copia de seguridad de tu ordenador. Es probable que estas tareas simples y fáciles ya estén en tu lista de pendientes, pero nunca se han convertido en una prioridad.

4. Come una merienda saludable. El azúcar en la sangre desciende un par de horas después de comer, por lo que es natural sentirse débil después del almuerzo. Sin embargo, no tienes que depender de la cafeína para superarlo. Prueba por ejemplo una manzana con una cucharada de mantequilla de maní, un poco de queso, galletas de trigo integral, almendras o arándanos secos.

5. Resiste la tentación de iniciar sesión en Facebook y Twitter. En vez de ello, abre artículos y sitios web en los que puedas ponerte al día, inspirarte y tener neuvas ideas para compartir tu aprendizaje y conocimientos con tus colegas.

6. Toma una siesta. Puede parecer muy raro, pero si tomaras una siesta de 20 minutos,los beneficios incluyen mayor agilidad, rendimiento y capacidad de concentración, además de una reducción en tus niveles de estrés y una considerable mejoría en tu estado de ánimo.

Buscar Empleo
Palabras Claves:
Localización
Posted within