La verdad sobre los romances de oficina

Romance en la oficina

La verdad sobre los romances en la oficina.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

No dejes que se siembre el caos


Antes de involucrarte en esta situación, debes saber dos cosas sobre los romances en la oficina: no es posible preservarlos en secreto, además de que siempre existe un juego de poder cuando las dos personas involucradas no están en el mismo nivel.

Eso es lo que afirma la periodista especializada Chana Shoenberg, según informa la web BBC Mundo.

Si la relación es coercitiva, lo más probable es que viole las políticas de la compañía, además de que la expone a una demanda por acoso sexual. “Incluso si los empleados están juntos por propia voluntad, aquel que tenga el rango jerárquico superior retendrá algo de poder”, afirma Hillary Pearl, directora de Pearl Associates LLC, empresa de asesoramiento y consultoría de organizaciones.

El caos entonces, indica el medio, puede sembrarse no solo en los involucrados en la relación, sino entre todos los colegas.

¿Y qué sucede cuando el romance termina? “Las relaciones que comienzan con afecto y respeto pueden terminar de una manera muy diferente, con resultados desastrosos”, indica Pearl.

Aunque el sexo no afecta los problemas de ética sobre los romances en las oficinas, las mujeres suelen tener una posición más difícil ante estos. “Sin importar si ella es la jefa o la empleada, la mujer tiene una barrera más que vencer, y corre un riesgo mayor de dañar su imagen, la seguridad de su empleo o el progreso de su carrera”. Y aunque eso no sea justo, esa es la realidad, indica BBC Mundo.

Pero si resulta difícil enfrentar esos desafíos, la mejor solución parece ser evitarlos. Es lo mejor hacer un gran esfuerzo por no involucrarse en un romance con otros de la línea jerárquica.

Y si lo haces, debes considerar mudarte a otro departamento, área o incluso a otra compañía, pues corres el riesgo de dañar tu carrera y la de otros compañeros de trabajo.

“Pocas veces un romance de oficina afecta solo a la pareja involucrada: afecta a los colegas, al departamento y a toda la organización, sobre todo si es una relación jerárquica”, sostiene Pearl.

Si ya estás atrapado en una relación coercitiva con uno de tus jefes, es momento entonces de involucrar al departamento de recursos humanos, pues la mayoría de las compañías tiene políticas que se encargan de prevenir cualquier tipo de represalia contra empleados que son víctimas de acoso o insinuaciones de sus superiores, así que no hay nada que temer. Incluso hay compañías que simplemente prohíben todo tipo de romances en la oficina.

Pearl sentencia: “Si existe una política en contra de las relaciones entre líneas jerárquicas directas, entonces los empleados involucrados son responsables de violar su contrato ético y real con la compañía, según el cual deben comportarse de manera respetuosa, responsable e íntegra, para mantener los estándares de la misma”, cita BBC.

Buscar Empleo
Palabras Claves:
Localización
Posted within