Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cómo comportarse en una feria de empleo

La obra de arte más cara de la historia

FOTOS:  Un Picasso, nuevo récord mundial de arte

Ver fotos
Subastan autorretrato de Andy Warhol

FOTOS:  El autorretrato más "pop" y más caro

Ver fotos
Celebran el día de las madres comprando

FOTOS:  JLo y Marc de compras en St. Tropez

Ver fotos
Aprende a comprar un

FOTOS:  Aprende a comprar un 'foreclosure'

Ver fotos
Arte en miniatura

FOTOS:  Arte en miniatura

Ver fotos

Paciencia y cordura

Una y otra vez soy testigo de la manera poco profesional en que la gente que busca trabajo acude a los reclutamientos o ferias de empleo; eventos, que por demás está decir, son un valioso recurso para exponer sus habilidades, ya que los empleadores están presentes y dispuestos a realizar las entrevistas que todo candidato desea lograr. Es el preámbulo de esa oportunidad de oro tan deseada.

Buscar Empleo

Cuando asisten a estas ferias de trabajo por supuesto que ya saben dirección, tipos de empleo que ofrecen, etc. pero con todo y esa información se aparecen, en primer lugar, vestidos de manera inapropiada, sin su resumé y, como si esto fuera poco, con una actitud que deja mucho que desear.

En primer lugar, cuando uno asiste a una feria de trabajo, se da por hecho que muchas personas asistirán también, por lo cual el ingrediente estrella es "paciencia y cordura".

Y señores ¡es lo que brilla por su ausencia! Vemos personas ansiosas e impacientes, lo que es entendible, pero no podemos dejarnos ganar por esa impaciencia que muchas veces da como resultado que estemos preguntado a cada momento: “¿Cuándo me van a recibir?”, “¿le falta mucho?”, “¿por dónde va la lista?”. Y algo más: sacar el “atomizador de veneno” para estar renegando y formando un mal ambiente.
 
No se descalifique a sí mismo

El empleador, quien es experto en reclutamientos masivos, sabe dónde está parado y qué debe de hacer. Por lo tanto, cuando llega su turno y usted se acerca para ser entrevistado, él percibe una actitud impaciente, amargada y veladamente agresiva.

Durante el tiempo de espera, usted mismo se ha encargado de literalmente “pincharse el hígado”, como popularmente decimos; y esto, créalo o no, se ventila delante de su futuro empleador. 

Cuando he estado al frente organizando y/o conduciendo estos reclutamientos, me siento incómoda al ver ante mis ojos cómo las personas que están sin empleo, que han dedicado todo el día para asistir a ese evento, invirtiendo tiempo y dinero, pierden el norte al comportarse de esa manera, al punto de caer en discusiones con otros participantes u organizadores.

Mi sugerencia es la siguiente: no se predisponga, sea paciente y verá que un rostro relajado y una actitud amable son la llave que el empleador sabe valorar como preámbulo a su entrevista.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Buscar Empleo
Palabras Claves:
Localización
Posted within

Publicidad | Vea su anuncio aquí