Publicidad

Enlaces Relacionados

  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Frases
  • Próximo álbum

Frases que pueden ser tu tumba laboral

Es un hecho, la libertad para expresar lo que pensamos es fundamental y jamás debemos perderla; sin embargo, existen frases que, a pesar de mostrar con sinceridad lo que sientes, es preferible no mencionarlas en tu trabajo ya que podrían empañar tu reputación o peor llevarte al despido. Aquí algunas de ellas según CareerBuilder.
"No puedo asumir más tareas. Estoy totalmente sobrecargado"
De acuerdo con Lisa Quast, Directora ejecutiva de CareerWoman Inc, "es cierto que la recesión y el achicamiento de las empresas obliga a menos gente a trabajar más, no obstante, los empleadores desean empleados que puedan manejar grandes cargas de trabajo y comunicar el momento en el que han llegado a su máximo de capacidad".
En su lugar puedes decir algo como: "Déjame revisar la marcha de las tareas de mi proyecto y ver cómo podemos colaborar. Quizá deba posponer algo".
"Fulanito es un idiota"
Sí, puede que lo sea, pero también puede que algún día sea tu jefe. No digas nada de lo que después puedas arrepentirte. Aunque él o ella nunca se entere, hablar mal de un compañero de trabajo puede hacer que quien te escucha piense que serás capaz de decir lo mismo de él cuando no esté a la vista.
“Nunca tires la honra de un colega a los perros ni hables por detrás. (...) Los colegas que confían en ti y te admiran serán tu mejor apoyo para promover tu reputación por atractiva y valiosa", sugiere el consultor de carrera Roy Cohen.
"¡Esto no es justo!"
Brad Karsh, presidente de JB Training Solutions observa que esta expresión suele provenir de empleados nóveles. “Puede sonar duro pero en el mundo del trabajo, justo no siempre quiere decir igual. Puede ser difícil de comprender que en el trabajo no todo es justo".
"Así no lo hacíamos en mi anterior compañía"
Sin duda, haz ese comentario y de inmediato tus compañeros te preguntarán la razón del por qué dejaste a tu anterior empleador.
Según el experto Quast, “A nadie le gusta un arrogante sabelotodo que piensa que es mejor que los demás o cree que en su anterior compañía se hacían las cosas mejor”. Deja de lado las comparaciones y concéntrate en cambio en articular tus ideas con claridad y respeto.
"Lo tendrás en tu escritorio a las tres de la tarde", cuando sabes que realmente no lo tendrás a tiempo.
Tu jefe y tus compañeros tienen plazos también. Cuando tú incumples, afectas a otros. En esas raras ocasiones en las que no puedes cumplir un compromiso, ten la actitud de avisar previamente. El plazo podría modificarse o quizás otros empleados podrían cambiar prioridades y dar una mano.
“No digas lo que creas que quieren escuchar de ti, sean colegas, proveedores, clientes o gerentes, di la verdad”, dice Cohen.
"Estoy aburrido"
Sin duda nada bueno sigue luego de esta expresión, y menos si la llega a escuchar tu jefe ya que se preguntará para qué se molestará en pagarte esa semana.
“Siempre hay algo que se pueda hacer” dice Karsh. “Toma la iniciativa para abordar nuevos proyectos, no esperes que te pidan algo. Sé innovador y encuentra nuevos proyectos para trabajar y hacer más sencilla la vida de tu jefe".

Publicidad

Buscar Empleo
Palabras Claves:
Localización
Posted within

Próximos álbumes

Compañías contratando esta semana

Los famosos con las propiedades más costosas en Nueva York

Las giras artísticas más lucrativas en las últimas fechas

Trabajos divertidos y bien pagados

Disfruta más imágenes
a tu izquierda