Publicidad | Vea su anuncio aquí

De las ventas a la tele

La historia de Neida en fotos

FOTOS:  Los primeros pesitos de Neida

Ver fotos

Mujer emprendedora

Cuando Neida Sandoval era niña, sus aspiraciones no tenían nada que ver con la televisión. Lo único que ella quería, era terminar el colegio para dejar de ser una carga económica para su madre. Y vaya si lo logró. La conductora de noticias de Despierta América recuerda con nostalgia su primer trabajo y lo lejos que ha llegado después de un comienzo lento.

“Cuando termine el colegio, dejaré de ser una carga para mi madre”, eran la frase que Neida Sandoval se repetía día a día cuando aún era una chiquilla. Y es que mantener un hogar con 9 hijos no era fácil, cualquier ayuda servía y eso Neida lo sabía muy bien. 

Así que para aliviar un poco la carga familiar, decidió buscar un trabajito apenás se graduó. “Era demostradora de cosméticos y ganaba lo equivalente a 17 dólares al mes”, recuerda Neida mientras se asegura de haber hecho bien la conversión de Lempiras (la moneda hondureña) a dólares.

Para ese entonces Neida vivía con uno de sus hermanos, así que la mitad de su salario se lo daba a él para ayudar con los gastos de la casa,. “El resto era para comida y para comprar las cositas que necesitaba”, dice Neida. 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí