Artistas promueven la caridad

Frente a la sólida tradición en Estados Unidos de fundaciones con grandes recursos dedicadas a financiar todo tipo de proyectos sociales, en Latinoamérica los ricos no tienen esa costumbre por diferentes motivos, entre ellos la ausencia de beneficios fiscales.Con el fin de sensibilizar a los que más dinero poseen en América Latina, la cadena de televisión Televisa, el banco Banamex y la revista Poder han organizado un foro al que acudirán el premio Nobel de la Paz, el indio Muhammad Yunus; el presidente de la fundación Google, Larry Brilliant, y los empresarios latinoamericanos Emilio Azcárraga y Gustavo Cisneros, entre otros."El foro es una oportunidad para trasladar a Latinoamérica experiencias y resultados de las fundaciones de Estados Unidos. En este país son profesionales en la filantropía y nuestros países tienen mucho que aprender", explicó Azcárraga, presidente de Televisa.Millonarios sin consciencia socialAzcárraga subrayó que entre los millonarios de Latinoamérica no existe el mismo nivel de conciencia social que en Estados Unidos y que el encuentro de esta semana en Miami persigue generar un mayor compromiso entre los que más tienen.En Estados Unidos las donaciones destinadas a fundaciones caritativas han pasado de $8,700 millones en 1992 a $16,800 en el año 2000, y desde esa fecha se han multiplicado los recursos de las fundaciones con presupuestos multimillonarios.La Fundación de Bill y Melinda Gates es, sin duda, la que dispone de mayores recursos: $38,700 millones y más de 500 empleados, un proyecto que el dueño de Microsoft puso en marcha para financiar todo tipo de programas de salud y de ayuda al desarrollo en países del tercer mundo.La empresa Google ha creado también su propia fundación con una dotación de $1,000 millones bajo la presidencia del médico Larry Brilliant, uno de los ponentes en el foro sobre filantropía de la revista Poder.Las empresas estadounidenses que financian las fundaciones de carácter social obtienen sustanciosos beneficios fiscales, cosa que no ocurre en Latinoamérica, porque el sistema de impuestos está muy retrasado y, en realidad, no existe un modelo tributario moderno."En Estados Unidos existe una situación fiscal diferente y en América Latina no hay que buscar la excusa de las exenciones fiscales para donar dinero. Si de verdad se pretende el bien, no hay por qué buscar un beneficio fiscal", afirmó Azcárraga.

Aunque se contabilizan muchas donaciones anónimas de prósperos latinoamericanos, los artistas hispanos han aumentado en los últimos años su sensibilidad social con fundaciones e iniciativas caritativas que siguen el ejemplo de figuras de Hollywood o del mundo de la canción como el cantante Bono, líder de la banda U2.Juan Luis Guerra, Maná, Shakira, Juanes y Ricky Martin se encuentran entre los artistas hispanos que se han destacado por poner en marcha fundaciones caritativas destinadas a resolver problemas de salud y o carencias sociales.En Hollywood, celebridades como Angelina Jolie, Brad Pitt, Mia Farrow o George Clooney destacan por su compromiso en causas que buscan cómo acabar con la violencia en Dafur o el desarrollo en África.Además de financiar proyectos para la mejora de la salud, como la Fundación Juan Luis Guerra, las celebridades hispanas se han centrado en promover la paz, defender a los inmigrantes latinos e incentivar su participación electoral en Estados Unidos.Juanes por la pazEl caso más reciente es el del cantante colombiano Juanes, que ha organizado para el próximo domingo el concierto gratuito "Paz en la frontera" para promover la concordia entre Colombia, Venezuela y Ecuador, tras la crisis diplomática originada por una operación militar contra la FARC en territorio ecuatoriano el pasado día 1.El dominicano Juan Luis Guerra y el grupo Maná ofrecerán, dentro de los actos del foro sobre filantropía, un concierto benéfico destinado a promover la participación electoral de los hispanos en las elecciones presidenciales de este año en Estados Unidos.La campaña "Ya es hora, ¡Ve y vota!" está respaldada por organizaciones hispanas como el Concilio Nacional de La Raza y la Asociación Nacional de Latinos Electos y pretende aumentar el número de votantes hispanos para incrementar su representación y poder político en Estados Unidos.