Hoeness dimite del FC Bayern e irá a prisión

Uli Hoeness

El presidente del Bayern, Uli Hoeness.

- Getty Images

Acepta sentencia por evasión de impuestos


El presidente del Bayern, Uli Hoeness, decidió no presentar recurso contra la condena a 3 años y 6 meses de cárcel -con lo que entrará a prisión- y anunció que dimite de sus cargos en el club bávaro.

Por tanto, Hoeness dejará tanto la presidencia del club como la del consejo de vigilancia del conjunto alemán, informó la agencia Efe.

"Tras hablar con mi familia he decidido aceptar la sentencia de la Audiencia Provincial de Múnich. He dicho a mis abogados que no interpongan recurso", dijo Hoeness en un comunicado.

¿Qué opinas de este caso? Participa en nuestros Foros.

"Eso es algo que corresponde a lo que entiendo por decencia y responsabilidad personal. La evasión fiscal ha sido el gran error de mi vida y asumo las consecuencias", agregó.

Hoeness añade que de manera inmediata renuncia a la presidencia del club y del consejo de vigilancia.

"Con ello quiero evitar daños para mi club. El FC Bayern ha sido la obra de mi vida y lo seguirá siendo", dice Hoeness,

El fin de una de las figuras más influyentes

The Associated Press recuerda que Hoeness, una de las más influyentes figuras del fútbol alemán, fue condenado el jueves por no pagar impuestos de varios millones de euros que ocultó en una cuenta bancaria que no declaró y se le sentenció a 3 años y medio en prisión.

El veredicto generó simpatía en un país donde la evasión fiscal provoca molestia.

Cuando el año pasado se supo que Hoeness era blanco de una investigación por evasión fiscal, el portavoz de la canciller alemana Angela Merkel dijo que la gobernante estaba decepcionada del presidente del Bayern, quien también era conocido por su generosidad y trabajo altruista. Hoeness apoyó un esfuerzo para mejorar la integración de los inmigrantes, que Merkel también respaldó.

"Por supuesto, no comento sobre decisiones judiciales, pero puedo decir que el hecho de que Uli Hoeness ahora haya aceptado este veredicto merece mi mayor respeto", dijo Merkel el viernes después de reunirse con líderes empresariales en Munich.

Hasta el momento no se ha dicho quién reemplazará a Hoeness como presidente del Bayern.

Por su parte, el técnico Pep Guardiola señaló que en sus nueve meses con el Bayern ha visto "lo importante que es Uli Hoeness para este quipo".

"Él es mi amigo y seguirá siéndolo", agregó Guardiola en conferencia de prensa previo al partido del sábado contra Bayer Leverkusen, que va en tercer sitio en la Bundesliga. "Debemos seguir adelante con lo que hemos aprendido de Uli".

La AFP detalló por su parte que el consejo de vigilancia del club bávaro agradeció a Hoeness "su contribución extraordinaria a la prosperidad del equipo" y "su trabajo de toda una vida", y anunció que el patrón de Adidas, Herbert Hainer, remplazaría "hasta nueva orden" al ya ex presidente.

Los ataques de la prensa

La prensa alemana atacó duramente este viernes a Hoeness, quien era considerado un héroe para los jóvenes aficionados y una autoridad moral en el país.

Hoeness, delantero del Bayern y de la selección alemana que ganó el Mundial de 1974, vio su carrera de jugador arruinada por una lesión.

Retirado de los terrenos de juego a los 27 años, en 1979 se convirtió en entrenador y tres décadas después en presidente del club, del que hizo uno de los más ricos y competitivos del mundo.

"Un triunfador y un dios caído: un modelo menos", señalaba el diario Die Welt.

El rotativo Bild, el más leído en Alemania, consideraba la condena "buena para la moral fiscal".