El millonario avión que Enrique Peña Nieto estaría a punto de estrenar

Peña Nieto

El presidente mexicano estaría a punto de estrenar un millonario avión Boeing 787 para 250 pasajeros.

- Getty Images

Su costo es de $592.9 millones

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto estaría a punto de estrenar un millonario avión para 250 pasajeros en junio de este año, de acuerdo a documentos obtenidos por la revista mexicana Emeequis.

Se trata de un Boeing 787-8 de doble pasillo de 56 metros de largo ideal para viajes largos, transatlánticos y sin escalas.

Fotos: Los regalos que le han hecho a Peña Nieto

De acuerdo al contrato para la adquisición de la "aeronave de transporte estratégico para uso presidencial y del Estado Mayor", firmado el 1 de noviembre de 2012 por altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional, el costo inicial del avión era de 1,667 millones de pesos (poco más de $127.3 millones de dólares), pero su costo final será ni más ni menos de 7,520 millones de pesos (casi $593 millones de dólares).

Aunque el precio de contado es mucho menor al precio final, el gobierno habría elegido un esquema de financiamiento que se prolongaría hasta el año 2027, lo que elevaría 350% su costo inicial.

El Dreamliner permitiría recorrer rutas como Nueva York-Atenas y Tokyo-Los Ángeles sin escalas. El costo final incluye, según una cláusula, la aeronave y un "paquete de refacciones abordo", con un costo de $2.3 millones de dólares.

La entrega del avión sucedería el 30 de junio de 2014, en las instalaciones de Boeing Commercial Airplanes, en la ciudad de Seattle, Washington.

Se dice que la pintura de la aeronave, así como las medidas y colores de los emblemas y matrículas debieron ser entregados en febrero. El acomodo de los asientos, los recubrimientos, los lujos, el diseño de las habitaciones, el tamaño de las camas, los acabados, el tapiz de los muros, la sala de reuniones, entre otros detalles fueron escogidos por el equipo de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo a la investigación de Emeequis, fue en noviembre de 2011 cuando la Cámara de Diputados avaló el presupuesto para la aeronave, luego de que se consideraran varios accidentes y fallos con aeronaves gubernamentales.

"La Cámara de Diputados exhorta al gobierno federal a que realice las adecuaciones presupuestarias conducentes para renovar el avión, así como el resto de las aeronaves asignadas a la Presidencia de la República", decía uno de los párrafos de la Ley de Egresos de 2011.

Pese a que no se especificaron montos ni modelos, el gobierno federal les tomó la palabra y eligió uno de los modelos de avión más novedosos y lujosos, que ni los presidentes de EEUU, Alemania, Rusia o China tienen.