Publicidad | Vea su anuncio aquí

Préstamos para pequeñas empresas en EU

Préstamos para pequeñas empresas

- Getty Images

El motor de la economía

En un nuevo esfuerzo por combatir el desempleo y estabilizar la economía, el gobierno del presidente Barack Obama está dispuesto a respaldar a las pequeñas empresas y sus deseos de crecer. En Primer Impacto te presenta en su segmento Apriétese el Cinturón te contamos qué se está haciendo para que los bancos le abran las puertas a más de dos millones de pequeños negocios en Estados Unidos.

A juicio de muchos analistas las pequeñas empresas conforman el más importante motor de la economía y hasta ahora no han contado con el respaldo adecuado para enfrentar la recesión. Con este plan, consideran, se hace justicia con un sector que ha sido duramente golpeado.

El llamado del presidente Obama es para que los bancos confíen y presten dinero a los pequeños empresarios. En este esfuerzo el gobierno está dispuesto a garantizar hasta el 90 por ciento del crédito, es decir, a pagar casi toda la deuda si un cliente no lo puede hacer.

"Si el gobierno lo garantiza, el banco va a tener más confianza en que nosotros podemos pagarle y entonces será mas fácil  que como pequeñas compañías apliquemos para préstamos mínimos, de $100 mil, que es lo mínimo que necesitamos para poder seguir en esta economía", asegura Claudia de la Espriella, propietaria de una agencia de viajes,  quien emplea a seis personas y desde hace más de siete meses espera el banco le brinde un préstamo que le permita ampliar su oferta de servicios.

Muchos dependen de un préstamo

Si Claudia consigue el dinero, podría además duplicar la nómina de empleados, meta en la que trabaja desde hace una década cuando fundó su agencia de viajes.

"Si me dieran ese préstamo podría abrir una oficina, una sucursal que me la han pedido. Crearía mas fuentes de trabajo en estos momentos", añade.

Así como ella, muchos pequeños empresarios esperan que los bancos respalden sus planes. Escenario que, a juicio del economista Ron Alvarez, le daría un nuevo empuje a un sector que en los últimos dos años dejó cesantes a más de 2.4 millones de trabajadores.

"El acceso al crédito de las pequeñas empresas permitirá que ellas se expandan y creen nuevos empleos. Estos nuevos empleos a su vez aumentarán la demanda de productos y servicios que a su vez crearán nuevos empleos y eso definitivamente ayudará a que disminuyamos el 10 pro ciento de desempleo que tenemos en estos momentos", explica el economista. 

Si la modificación al plan es aprobada, el gobierno podría usar más de $1,500 como garantía de nuevos préstamos. Por su parte, Claudia espera que con este respaldo su banco no le haga dar más vueltas y le preste lo que necesita para seguir activa en el mercado.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí