Publicidad | Vea su anuncio aquí

Negocios hispanos en Arizona obligados a cerrar por temor a la SB1070

Miedo a ley de Arizona cierra negocios

- AFP

Grecia solicita ayuda a UE y FMI

FOTOS:  Europa y el FMI al rescate de Grecia

Ver fotos
Subasta de tesoro submarino chino

FOTOS:  Fracasó subasta de tesoro submarino

Ver fotos
La obra de arte más cara de la historia

FOTOS:  Un Picasso, nuevo récord mundial de arte

Ver fotos
Potencias económicas pero no futboleras

FOTOS:  El fútbol en las potencias emergentes

Ver fotos
Última moda en seguridad

FOTOS:  El negocio de la moda antibalas

Ver fotos
Impresionismo y modernismo a subasta

FOTOS:  Impresionismo y modernismo a subasta

Ver fotos

Pierden clientela

PHOENIX, Arizona - La crisis económica, la falta de clientela y la aprobación de la ley estatal SB 1070 son algunas de las causas por las que muchos negocios hispanos están cerrando sus puertas en Arizona.

"La recesión económica ha sido muy fuerte para todos, pero particularmente para los negocios latinos. A esto se le agrega ahora que muchos de ellos están perdiendo a diario su clientela ante la próxima implementación de la ley estatal SB 1070", dijo James E. García, director de comunicación de la Cámara de Comercio Hispana de Arizona (AZHCC).

García recordó que en Arizona se han aprobado varias leyes estatales en contra de la inmigración indocumentada en los últimos años, que cambiaron el sistema de educación bilingüe en el estado, negaron servicios públicos a los inmigrantes indocumentados y una de las más recientes, la de sanciones de empleadores, que penaliza a los negocios que contraten trabajadores indocumentados.

"Estas leyes han tenido el propósito de hacer la vida miserable a los inmigrantes indocumentados, la SB 1070 es la más reciente de ellas, pero considero que es la que está provocando el mayor temor, particularmente entre los indocumentados", enfatizó García.

Caída de ventas en barrios hispanos

Según García, muchos negocios han reportado que sus ventas han disminuido considerablemente desde que la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, firmó la SB 1070 el pasado 23 de abril.

Principalmente, han cerrado negocios pequeños ubicados en vecindarios con altas concentraciones de población hispana, que fueron establecidos con el propósito de atender las necesidades de la comunidad inmigrante.

Uno de estos casos es el del restaurante "Campeones", en Mesa, Arizona, del que uno de sus copropietarios es el boxeador mexicano Julio Cesar Chávez, y que la semana pasada cerró sus puertas después de poco más de un año de operaciones.

Con una inversión aproximada de $4.5 millones de dólares, el restaurante contaba con un centro de eventos para 700 personas.

Brian Weymouth, presidente de las empresas Julio Cesar Chávez, dijo a medios locales que la clientela del restaurante había disminuido considerablemente antes y después de la firma de la SB 1070.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí