Nuevas leyes afectarán a los negocios hispanos en EEUU

Emprendedores hispanos

Si eres un emprendedor de origen hispano, esto te interesa.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Por: Sandra Mendoza (@smendoza_news)


Si eres un emprendedor de origen hispano, esto te interesa.

Las nuevas disposiciones en el ámbito de los impuestos en vigor a partir de este 2014 afectarán a cerca de 3.1 millones de empresas de hispanos en Estados Unidos, por lo que los propietarios deben estar al tanto para asegurarse de que las acatan y así evitar sanciones.

En general, los cambios, que afectan tanto a los individuos como a los negocios, son:

De repercusión en los individuos

“En cuanto a individuos, las nuevas tasas de impuestos, de las cuales la más alta, aplicada para el salario federal superior, pasó del 35 al 39.6 por ciento. Los impuestos a las plusvalías ahora tienen una tasa máxima de 20 %, cuando antes era del 15”, dijo en entrevista con Univision.com Yaury Jattin, gerente del departamento de impuestos de Kaufman Rossin.

Además, como parte del American Tax Relief Act de 2010, “en el Medicare se establecieron impuestos adicionales a los ingresos por inversiones y por empleo, con tasas adicionales del 3.8 y 9 %, respectivamente, aunque esas tasas adicionales generalmente afectan a personas de altos ingresos y no a todos los hispanos”, abundó la contadora pública.

Jattin recordó que los matrimonios de personas del mismo sexo podrán también hacer sus declaraciones de impuestos federales como pareja.

Sin embargo, uno de los cambios que resulta indispensable que los hispanos conozcan es que “la exclusión de los ingresos por cancelación de deuda por motivo de perdón o modificación de las hipotecas a residencias principales expiró el 31 de diciembre.

“Esto significa que si alguien perdió su casa porque no pudo hacer sus pagos y el banco le perdonó la deuda, a partir de 2014 tendrá que incluir eso en sus ingresos”.

Por otro lado, a partir de este año es obligatorio alinearse al Affordable Care Act, que “es el mandato que obliga a los individuos a tener seguro médico o a pagar una multa”.

De repercusión en los negocios

Yaury Jattin, también Maestra en Ciencias Fiscales por la Universidad Internacional de la Florida, indica que las nuevas estipulaciones de las leyes “incluyen límites en la deducción inmediata de ciertas adquisiciones de activos. Por ejemplo, si en los negocios adquieren nuevos equipos, en 2013 se podían deducir hasta 500 mil dólares, si los gastos ascendían a dos millones”. Comenzado el 2014, las deducciones serán de un máximo de 25 mil dólares.

Al terminar 2013 expiró también el crédito para la investigación y el desarrollo, que antes podía ser hasta del seis por ciento de las deducciones que califican para el crédito.

“Estas regulaciones –sentenció la especialista—afectarán a todos los negocios sin importar su tamaño, por lo que es muy importante que los propietarios de negocios contacten a un especialista de impuestos para asegurarse de que cumplen con la ley”.

Pero el Affordable Care Act también afectará a los negocios, pues obliga a aquellos que tienen 50 empleados o más trabajando tiempo completo, a proveerlos seguro médico. Sin embargo, esta disposición “fue pospuesta hasta 2015”, indicó la gerente del Departamento de Impuestos de Kaufman Rossin.

¿Afectan o perjudican?

La especialista dijo a Univision.com que estas nuevas normativas “no proveen ningún ahorro a los individuos, pues tenemos tasas más altas”. Sobre los negocios, en 2013 había muchas deducciones y créditos que los negocios hispanos podían aprovechar. “Ojalá lo hayan hecho en su momento, pues muchos de ellos expiraron en 2014 y esto definitivamente será perjudicial”.

Lo que hay que hacer

El idioma de los impuestos no es sencillo para la mayoría de nosotros, además de que no toda la información al respecto se encuentra disponible en español.

Es por esto que Jattin recomienda acudir a un especialista en impuestos que pueda ir más allá de decirnos la cantidad que tenemos que pagar al final del año, pues las nuevas disposiciones “son normas muy complejas que requieren cambios en el método de contabilidad, además de que tendrán que incluirse nuevos formularios en la declaración de impuestos”.

“El especialista tiene que ser, además, alguien interesado en tu negocio, que entienda tu idioma, que te explique las leyes, que esté pendiente de lo que está pasando en el ámbito legal y pueda decirte de lo que podrías beneficiarte”.

Al respecto, la contadora pública recuerda que logró que uno de sus clientes ahorrara hasta 175 mil dólares en impuestos, donde le aconsejó que realizara en 2013 la compra de equipo que tenía en mente para poder aprovechar las deducciones que expiraron al término del año.

Además de las reglas, muchos de los beneficios no son del conocimiento de los empresarios hispanos, por lo que no los aprovechan.

Jattin indica que la mayoría de los profesionales espera que si se diera en este año una reforma en materia de impuestos, algunos beneficios pudieran extenderse para el futuro, como se ha hecho en otras ocasiones.

“En Kaufman Rossin contamos con personal altamente calificado en español, donde los hispanos pueden encontrar al especialista que les ayude a presentar sus impuestos, alguien constantemente actualizado y con quien siempre mantendrá una conversación abierta, además de que permanecerá alerta de las oportunidades y cambios que pueden beneficiar a su cliente”, concluyó Yaury Jattin.