Alexei Carbonell, a favor de los niños con necesidades especiales

Alexei Carbonell

Alexei Carbonell dejó Cuba en busca de un mejor futuro. Y lo logró, no solo para él sino para la comunidad que se beneficia con su trabajo.

- Accion, The U.S. Network

Creó el D&D Rehab Center, Inc.


Alexei Carbonell recuerda su ciudad natal, Santo Espíritu del Mar in Villa Clara, Cuba, como una ciudad bella y brillante. A los catorce años, Alexei perdió a su madre y su hermana se hizo cargo de él mientras su padre trabajaba en una planta de embotellamiento de leche.

Él fue el primero de su familia en conseguir un titulo universitario. Mientras estudiaba en la Universidad educación física, Alexei conoció a su esposa Marta. Poco después, Marta quedó embarazada y le dieron la bienvenida a su hija Dayaris. Con la llegada de Dayaris al mundo y con la inestabilidad política de Cuba, Alexei decidió dejar su país y pedir asilo en Estados Unidos.

Alexei llegó a los Estados Unidos sin saber hablar inglés y por esta razón su traslado y adaptación fue más difícil de lo que esperaba. Trabajó en una tienda de licores para pagar sus cuentas, siempre manteniéndose muy positivo pensando en formas de incorporar su titulo de terapia física y su manejo del idioma español.

¿Qué opinas de esta historia de éxito y altruismo? Participa en nuestros Foros.

Trabajó horarios nocturnos y tiempo extra para poder ahorrar dinero. Después de un tiempo, Alexei se dio cuenta que la comunidad necesitaba un centro de atención para los niños con necesidades y cuidados especiales. Alexei creció con un hermano que tenía limitaciones para hablar y ver, y él mismo entendía los sacrificios y desafíos que se tienen las familias con un niño discapacitado.

Alexei trabajó muy duro para ahorrar cada centavo, y dos años después fue capaz de abrir el centro de rehabilitación D&D.

El centro trabaja con niños de habla hispana que tienen necesidades especiales. El lugar ofrece terapia ocupacional, lingüística y terapia física.

En los primeros meses, Alexei y sus empleados enfrentaron varias dificultades. No por la falta de demanda de su servicio, sino todo lo contrario. Alexei anticipaba a unos 50 niños, pero casi 90 niños fueron registrados en el sur de la Florida para recibir sus servicios.

Alexei nunca se imaginó tener una demanda tan alta, lo que causo problemas con el Medicare y Medicad y forzaron a Alexei a moverse a un local mucho más grande. Se dio cuenta que necesitaba generar más dinero para proveer asistencia a los 90 niños que estaban pidiendo sus servicios.

Afortunadamente encontró financiamiento de una organización de microfinanzas, Acción. El préstamo que Alexei adquirió le permitió crecer el numero de empleados de cinco a 22. Con la ayuda del préstamo, Alexei será capaz de proveer servicios gratuitos de transporte para sus pacientes. “Me encanta trabajar con los niños. Su crecimiento es lo que me da fuerzas para seguir adelante y lo que me hace sonreír cada día”.