Tips para empresarios latinos para controlar los costos de la atención médica

Médicos latinos

Si en tu empresa ofreces beneficios en cuanto a la atención médica, toma en cuenta estas recomendaciones para reducir los costos.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Cómo hacerle frente ante la elevación de los costos


Tal vez en tu empresa ofrezcas beneficios de salud para empleados, pero en la situación actual de la atención médica, el costo de los beneficios médicos grupales se ha disparado.

Según lo que escribió Liliana Salazar, vicepresidente de Cumplimiento de Beneficios de los Empleados de Wells Fargo, se calcula que la prima de 2013 para el seguro de salud grupal costará en promedio más de $11,000 por empleado, según la Sociedad para la Gestión de los Recursos Humanos. Con estas tasas, ¿cómo puede tu compañía permitirse ofrecer un paquete de beneficios valioso? ¿Y qué significará la nueva legislación sobre atención médica para la cobertura médica patrocinada por el empleador?

¿Qué estrategias implementas para reducir los costos en este ámbito? Compártelas en nuestros Foros.

Salazar afirma que los empleadores tienen que tomar decisiones importantes sobre cómo piensan cumplir con la Affordable Care Act (Ley de Cuidado de Salud Asequible). Antes de la entrada en vigencia de todas las disposiciones de la Ley, los empleadores pueden analizar e implementar estrategias para reducir las primas y los riesgos de la atención médica, y minimizar el impacto comercial de la Affordable Care Act en su compañía.

¡Encuentra empleo!

Consumidores inteligentes. Liliana Salazar recomienda involucrar a los empleados en la decisión para comprar el seguro y en la prestación de la atención que reciben, haciendo que los costos sean más transparentes.

En vez de ofrecer beneficios que mantengan a los empleados al margen, deposita fondos en cuentas de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés) o cuentas de reembolso para la salud (HRA, por sus siglas en inglés) que permitan a ellos elegir y decidir sus propios planes. Algunos elegirán planes de costo bajo con deducibles altos, mientras que otros podrían preferir una cobertura más tradicional.

Atención centrada en el bienestar. Comunícales a los empleados los beneficios de mantenerse sanos y ofréceles maneras de mejorar su salud en el trabajo.

Por ejemplo, puedes alentar competencias en equipos que giren en torno al ejercicio o proveer vacunas contra la gripe, medir la presión arterial y hacer pruebas de colesterol en el lugar de trabajo. O incluso puedes organizar horarios de atención médica en el trabajo, o brindar a los empleados información sobre cómo el aumento en los costos de la atención médica afecta la capacidad de la compañía de pagar salarios más altos.

Incentivos y amenazas. Salazar sugiere motivar a los empleados a mantenerse sanos y a tomar buenas decisiones en lo que respecta a la atención médica. Los incentivos pueden incluir una participación más baja del costo de la prima si los empleados completan un programa para dejar de fumar, bajan de peso o realizan procedimientos de atención preventiva.

Al contrario, se les puede decir a los empleados que si continúan fumando o si no siguen las pautas de atención médica, deberán pagar primas más altas (siempre de acuerdo con las pautas federales).

Finalmente, Salazar concluye que invertir en la salud de tus empleados ofrece otras ventajas además de reducir los costos de atención médica para la compañía: con frecuencia da como resultado mayor productividad y reduce el ausentismo. Identificar el enfoque correcto para tu empresa es esencial para asegurar la estabilidad financiera de tu compañía y la capacidad de crecer.