¡Que el dinero no te detenga! Haz crecer tu empresa

Mujer emprendedora

No permitas que la falta de dinero te detenga. Existen opciones para que hagas crecer tu negocio.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Por: Victoria 147


A nivel mundial, el 38 por ciento de los emprendedores son mujeres; existe el rumor que este número no crece debido al acceso restringido de financiamiento formal, lo que provoca que cierren sus empresas o bien no puedan hacerlas crecer. Sin embargo, consideramos que lo que hace falta es información adecuada sobre cómo lograr financiamiento.

Es común encontrarse con que las empresas de las emprendedoras fueron “financiadas” al inicio por préstamos familiares y de amigos; otras veces es a través de proveedores o mediante prestamistas que, si bien te dan acceso rápido a recursos económicos, te pueden llegar a cobrar intereses demasiado altos.

¿Qué es Victoria 147?

Una cifra interesante es que sólo el ocho por ciento de las empresas en México utilizan financiamiento bancario; la razón, la infinidad de mitos que existen sobre los créditos bancarios, como las altas tasas de interés y comisiones, falta de garantías solicitadas, poca oferta de productos que se adecuen a las necesidades del emprendedor, la demora de la respuesta del banco, el no llevar bien la contabilidad de la empresa y la mala calidad del servicio ofrecido o falta de conocimiento de las condiciones del crédito que ofrece el banco.

¿Qué opinas del financiamiento para hacer crecer tu empresa? Comparte tus experiencias en nuestros Foros.

Para el experto Víctor Calderón, Fellow de Victoria 147, el financiamiento es el “ingrediente” clave para acelerar el crecimiento no sólo de las empresas sino del país, por lo que recomienda que las emprendedoras utilicen créditos adecuadamente como aliados para hacer crecer sus negocios.

Antes de salir a buscar las opciones bancarias, como emprendedora debes realizar un diagnóstico sobre la situación y etapa en la que se encuentra tu empresa, así como las estrategias que quieres lograr para futuro. Un tip para realizar este diagnóstico es pensar en el negocio como si fueras a venderlo, lo que te dará tres fortalezas:

- Haces que tu empresa sea innovadora y atractiva para posibles compradores.

- Logras que la empresa opere sin la necesidad de depender de ti.

- Creas un valor atractivo para inversionistas.

Una vez hecho este diagnóstico, es importante que te preguntes: ¿para qué quiero el crédito?, ¿cuánto puedo pedir?, ¿qué tipo de crédito me sirve?, ¿quién me puede prestar?, ¿soy sujeto de crédito y cómo puedo serlo?

Los tipos de crédito que existen en la mayoría de los países son en cuenta corriente y crédito simple. El primero se refiere al financiamiento que necesitas para capital de trabajo; el segundo es para largo plazo, por ejemplo cuando se quiere comprar maquinaria o equipo y el retorno no es inmediato.

“Es recomendable sacar un crédito cuando no se necesita, debido a que es mejor tenerlo (guardado) y cuando realmente se requiera, tendrás recursos disponibles para el crecimiento. A esto le llama blindaje financiero”, comenta Calderón.

Recuerda que utilizar un financiamiento formal no es para “apagar fuegos”; los recursos se deben de emplear de manera visionaria para que puedas gozar de sus ventajas, como la posibilidad de financiar a tus clientes, hacer frente a pedidos más grandes, ampliar el negocio, obtener descuentos por pronto pago y seguir operando.

Un último consejo que comparte nuestro experto es que cuando vayas a buscar un crédito veas varias instituciones bancarias a la vez y no solicites a uno toda la cantidad que requieres. Es mejor hacerlo a dos o tres bancos simultáneamente (diferentes cantidades).

Finalmente, recuerda que usar el crédito para hacer crecer tu negocio es la clave del éxito.

(Extracto de la conferencia “Claves para el uso del financiamiento” impartida por Víctor Calderón, socio fundador de ArCcanto y Fellow de Victoria 147, durante el evento I Love my Money organizado por Victoria 147).