El ABC para crear una marca icónica

Sorprendido

Que tu marca no sea una más, sino que se quede en la mente del consumidor.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

La identidad puede ser la clave del éxito


El nombre y el logo son los dos elementos más importantes al crear una marca, pues prevalecen en la mente del consumidor, afirma Lilian Juárez, directora creativa de Interbrand, una consultoría sobre marcas.

“Cuando una compañía crea una marca icónica no debe pensar en ello como tal. Este tipo de marcas surgen de pensar en un producto y de la mejor forma de satisfacer una necesidad a tu consumidor, que es quien vuelve icónica tu marca”, afirma César Enríquez Morán, director de la American Marketing Association (AMA) capítulo México, cita la web CNN Expansión.

Por su parte, Philip Kotler aseguró que al construir una marca relevante, es fundamental trabajar en la identificación de la marca, de la que el logo es una parte fundamental.

¿Qué consideras que hace icónica a una marca? Opina en nuestros Foros.

“La relevancia de una marca radica en representar una estrategia exitosa para un negocio, y para ello se debe hacer uso de las herramientas de comunicación disponibles y también están las visuales”, cita el medio a Kotler.

A su vez, Enríquez Morán detalla que la marca debe ser tan grande y deseada que el consumidor se sienta llevado a mundos imaginarios.

A continuación, los puntos que detalla CNN Expansión para lograr que tu marca sea icónica.

1. Atracción irresistible. Logra que tu producto tenga características que lo vuelvan inconfundible, ya sea el logo o el diseño del envase o empaque.

2. Bases sólidas y bien cimentadas. Lo ideal es que los productos aprovechen los valores culturales de la sociedad, que se fundamenten en creencias que los refuercen o amplíen.

3. Coherencia con su historia y valores. Una marca debe ser resistente al paso del tiempo, con ayuda de una historia convincente.

4. El logotipo y los colores de la marca son clave, pues nos dicen si es sólida, cálida o innovadora.

5. La creación o renovación de la marca deben estar en manos de expertos, que deben previamente realizar un profundo análisis.

6. Un cambio constante en la imagen de la empresa no es buena señal, pues no refleja más que no se ha hallado algo que refleje la identidad de la compañía.

7. Toma en cuenta que los colores claros y llamativos –como el rojo—reflejan valores positivos; con los colores oscuros pasa justamente lo contrario.

8. La imagen se mantiene durante 10 años en la mente del consumidor, por lo que es preciso hacer pequeños cambios o actualizaciones cada cierto tiempo.