Las fuentes de inspiración de los emprendedores

Mujer emprendedora

Los emprendedores revelan cuáles fueron esas cosas que los llevaron a hacer de sus sueños una realidad.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Ellos nos revelan sus secretos


Los emprendedores revelan cuáles fueron esas cosas que los motivaron para hacer de sus sueños una realidad.

La versión digital del periódico mexicano Excélsior nos presenta un estudio de Daniel Gulati, de Harvard Business School Publishing Corp, quien entrevistó a 50 empresarios en tres etapas diferentes: prefinanciamiento, crecimiento y compra o bursatilización.

El 90 por ciento de todas las ideas está dentro de alguna de las cinco principales fuentes de ideas para empresas nuevas:

1. “Experimenté un problema en mi vida y quise resolverlo”. Los encuestados tuvieron como fuente de ideas más popular una frustración en la vida personal. Por ejemplo, Kent Plunkett fundó Salary.com cuando se encontró con que quería contratar una secretaria, a la cual no sabía cuánto debía pagar.

2. “Conocí a alguien talentoso y lanzamos juntos una compañía”. Mira a las personas a tu alrededor. En tu lugar de trabajo o escuela podrías hallar un talento no explotado.

3. “Tengo una habilidad o pasión especial y lo convertí en un negocio”. Ocupa una hora de tu tiempo en la que escribas tus habilidades personales y tus pasiones. Tras escribir, tu próxima idea podría aparecer frente a ti. Aquellos que fundaron sus compañías con esta idea como premisa se caracterizaron por un autoconocimiento intenso, a partir del cual buscaron formas de convertirlo en un negocio.

4. “Luego de trabajar mucho tiempo en una industria, descubrí una necesidad de los clientes”. Si usas tus años de experiencia en algún sector para reflexionar a conciencia sobre las necesidades insatisfechas de los clientes, podrías encontrar tu camino a emprender. Los fundadores que se ubicaron en esta categoría trabajaron durante muchos años en algo, para luego desarrollar su propia compañía en algo relacionado.

5. “Investigué mis ideas y eventualmente las reduje a una”. Puedes conducir una investigación “de arriba abajo” y llegar a un proceso de eliminación para que llegues a una sola idea comercial. Identifica logros innovadores que puedan aplicarse a otras geografías.