Prepárate para 'las divas digitales'

Divas digitales

A nivel mundial existe una “nueva generación” de consumidoras que son las “divas digitales”.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Por: Victoria 147


Una característica que debe tener todo emprendedor es estar atento y preparado para afrontar los nuevos retos y tendencias del mercado; debe saber cómo manejar los recursos con los que cuenta para poder llegar de manera más eficiente a sus consumidores, sobre todo si los presupuestos son limitados.

Estar preparado significa que tanto tú como tu personal a cargo sepa realmente cómo convertir una simple compra en una verdadera experiencia de compra que haga que las personas invariablemente reincidan en tu marca. Pero, ¿cómo hacer esto?, no necesitas ser una empresa con años de fundación o contar con cientos de puntos de venta en la ciudad, la solución puede venir desde más cerca: tu portal online.

A nivel mundial existe una “nueva generación” de consumidoras que son las “divas digitales” (denominación a un nuevo tipo de consumidor femenino, según estudios realizados por Microsoft y Ogilvy & Mather), mujeres internautas entre 18 y 34 años destacan por su alto poder adquisitivo y nivel de influencia para la toma de decisiones, pues son personas hiperconectadas.

Las divas son consumidoras que viven con su smartphone siempre a la mano, se sienten cómodas navegando y disfrutan comprar en línea. Se cree que son ellas las impulsoras de la revolución del e-commerce.

Siempre están conectadas

Las “divas digitales saben perfectamente lo que quieren de una marca, y más allá de un Facebook o sitio web, lo que quieren es algo que les simplifique su vida, que elimine la “basura” digital para que su experiencia de compra sea más rápida, divertida y efectiva. Además claro que buscan el mismo trato online que offline (tienda).

En Estados Unidos, las “divas digitales” representan el 17 por ciento de la población en los Estados Unidos (la mitad de éstas son mamás); en promedio cuentan con 488 contactos en sus redes sociales y 57 % de las ellas comparten contenido online.

Más del 70 por ciento de las “divas digitales” posee un smartphone y el 73 % acceso a internet vía móvil (91 por ciento más que las mujeres que se conectan tradicionalmente). 75 % de las divas realizan compras en línea.

Como verás, estas divas vienen con todo, por ello debes de tener un portal de e-commerce a la altura de sus necesidades, a continuación te damos algunas recomendaciones básicas que pueden ayudarte a estar preparado.

- Sé curioso, investiga. Esta es una constante que debes tener presente todo el tiempo y no solo para tu emprendimiento, sino para la vida. Ya sea que cuentes con un portal e-commerce o apenas estés decidiendo hacerlo, es importante que voltees a ver qué está haciendo el líder de la industria (revisa tanto lo nacional como en el extranjero).

Esto te ayudará a establecer parámetros de calidad de contenido, saber qué es lo que busca tu consumidor y sobre todo, te dará pauta para desarrollar una estrategia que te diferencie de los demás.

- Piensa en tu consumidor. Muchas veces nos casamos con ideas que no funcionan, lo que hace que no evolucionemos. Lo ideal es analizar qué sí funciona para tu consumidor y qué de no, de esta manera podrás ofrecerle contenido que necesita y convertirte en su referente en cuanto producto.

- La vida es movimiento, tu portal también. Cuando desarrolles tu plataforma de e-commerce piensa que la gente ya no está estática viendo el internet; ahora con los dispositivos móviles, la gente consulta en línea constantemente, sobre todo si está ante una situación de compra en la que requiere información inmediata.

Te recomendamos que conozcas a tu consumidor: ¿cuándo está en internet?, ¿qué visita en internet?, ¿qué compra en internet?, ¿cuándo compra más? Además tu sitio debe de estar pensado para verse en cualquier dispositivo móvil.

- Tu producto/servicio son oro. Para poder trasladar parte de la experiencia en tienda e lo digital es importante que consideres la manera en la que presentas tus productos o servicios. Es decir, debes de cuidar las fotografías que presentas y la descripción que realizas.

Para el primer punto, lo ideal es que no haya más de cinco vistas del producto y para llegar a éste el consumidor no deba de dar más de tres clicks. En cuanto a la descripción, busca que sean de dos tipos: aspiracional (en qué momentos o situaciones podrían usar tu producto) y técnico (material y características de fabricación).

Algo importante en este punto es pensar agregar la posibilidad que tu consumidor comparta en sus redes sociales su compra o que ha visto tu producto.

- No solo vendas. Convierte tu portal de e-commerce en algo más que un punto de venta, esto lo logras al dar información que le es relevante a tus clientes, así además de regresar a tu portal para ver tus nuevos lanzamientos, lo harán debido a que les das información sobre el tema que les gusta.

Por ejemplo, si lo que vendes son dulces, la información de interés que pudieras agregar son: recetas con esos dulces, cómo elaborar dulces nuevos, momentos en los que puedes regalarlos (aquí podrías poner un carrusel de fotos en diferentes situaciones en donde el protagonista sea el dulce), historia de estos en otros países, nuevos lanzamientos entre otras ideas.