Publicidad | Vea su anuncio aquí

Tarifas que irritan a los viajeros

Tarifas que enfadan a cualquiera

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Spirit cobra por equipaje de mano

VIDEO:  Spirit ahora cobra por equipaje de mano - New York: WXTV

Ver videos
Una moneda de oro que pesa 100 kilos

FOTOS:  Una moneda de oro que pesa 100 kilos

Ver fotos
Los rostros que venden

FOTOS:  Famosos ponen cara y cuerpo a las marcas

Ver fotos
Divorcios millonarios

FOTOS:  Divorcios millonarios

Ver fotos
Organiza tu vida y tus finanzas

FOTOS:  Organizar tu vida mejorara tus finanzas

Ver fotos

Por el bolso de mano, por ir al baño...

Es habitual escuchar que las tarifas por cargos extra superan el costo original; por eso es importante conocer cuáles son aquellos recargos que pueden generarse a la hora de viajar para que no nos tomen por sorpresa.

Al acercarse la temporada de verano, Spirit Airlines anunció una tarifa de $20 a $45 por maletas pequeñas que se guardan en el compartimento arriba de los asientos. (Un senador calificó la práctica como “robo aéreo” y algunos otros propusieron legislación para prohibirla).

La aerolínea irlandesa Ryanair está planeando una tarifa para usar el baño. Por lo que nos pareció un buen momento para preguntar a los lectores qué tarifas son las que más detestan pagar cuando viajan.

Entre las más comunes se encuentran: una tarifa por una caja fuerte o un minibar en el hotel, incluso si no se utilizan; tarifas por beneficios en centros vacacionales; una tarifa por usar el gimnasio en el hotel ($15 por 30 minutos en una caminadora); y hasta $250 por el transporte de ida y vuelta de una mascota en una maleta especial que se coloca debajo del asiento.

¡Por el hielo de un whisky!

Una de las más inusuales: una “tarifa de boleto de regalo” de $18 que Greyhound agregó al boleto de autobús que una pareja compró para su hijo. ¿La razón? Él no era el titular de la tarjeta de crédito. Luego tenemos el recargo de $2 que el amigo de un lector pagó en diciembre pasado en el hotel de un  restaurante de Bethlehem, Pensilvania, por el hielo en su whisky.

El caso más inverosímil es la pareja que rentó un auto compacto en Boston el verano pasado. Pagaron $444.37 por manejarlo 15 días. Luego vinieron los recargos por la renta del vehículo, tarifa de usuario de las instalaciones, tarifa por estacionamiento, tarifa por recuperación de energía, tarifa por recuperación de la flota, tarifa por recuperación de concesión y el impuesto del estado.

Esto añadió $186.45, lo que aumentó el costo a $630.82. Las tarifas representaron casi el 30 por ciento de la cuenta total.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí