Publicidad | Vea su anuncio aquí

Tarjeta prepagada VS Cuenta de cheques, identifica sus pros y sus contras

Tarjeta de prepago

Para las tarjetas prepagadas, los costos típicos pueden incluir cargos por activación, cargos por uso de cajero automático, cargos por recarga/depósito de dinero en la tarjeta y los cargos de servicio mensuales.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Estafas en transferencias de dinero

FOTOS:  Estafas más comunes que piden enviar dinero

Ver fotos
Preguntas que debes hacerte antes de elegir la tarjeta de crédito ideal

FOTOS:  ¿Qué tarjeta de crédito elegir?

Ver fotos

Comparación entre tarjetas


Las tarjetas prepagadas son tarjetas recargables que se pueden usar como tarjetas de débito vinculadas a una cuenta de cheques, y se están convirtiendo en la base de un sistema bancario de segundo nivel utilizado por una creciente cantidad de clientes.

Aunque las tarjetas prepagadas se han vuelto cada vez más populares, los clientes que las usan están sujetos a múltiples y confusos cargos, y no reciben las protecciones obligatorias al cliente, las mismas que se aplican a las tarjetas de débito tradicionales vinculadas a cuentas de cheques.

Los emisores de tarjetas prepagadas han respondido a la crítica sobre los cargos afirmando que el costo es equivalente a la cantidad que se cobra a los clientes que usan una cuenta corriente o hasta más barato.

A fin de averiguar si esta afirmación es verdadera, Consumers Union comparó los cargos para las cuentas de cheques en los cinco bancos principales por número de activos y dos grandes cooperativas de crédito, y los cargos para 12 de los programas de tarjetas prepagadas más conocidos. Para cada uno de los bancos y cooperativas de crédito seleccionamos un producto de cuenta de cheques sin interés y de bajo saldo.

Calculamos los cargos que se cobran en el transcurso del primer año a un cliente hipotético que realizó las siguientes transacciones:

1. Abrir una cuenta (incluido todo requisito de depósito mínimo aplicable).

2. Pago de tres recibos al mes (dos por Internet, uno con cheque o giro postal).

3. Ocho compras en puntos de venta al mes.

4. Tres retiros de efectivo al mes.

5. Dos consultas de saldo al mes.

6. Dos depósitos al mes.

Los costos típicos asociados con las cuentas de cheques son un requisito de depósito mínimo de apertura, cargos por uso de cajero automático (ATM) fuera de la red, cargos de servicio mensuales y un cargo por hacer un pedido de cheques.

Para las tarjetas prepagadas, los costos típicos pueden incluir cargos por activación, cargos por uso de cajero automático, cargos por recarga/depósito de dinero en la tarjeta y los cargos de servicio mensuales.

Algunas tarjetas prepagadas también cobran cargos por transacciones en puntos de venta que varían dependiendo de si el cargo se realizó con una firma o usando un número de identificación personal (PIN).

Para los titulares de cuentas de cheques, los cargos cobrados por usar cajeros automáticos fuera de la red pueden agregar el costo adicional más significativo. El sobrecargo promedio por usar un ATM que cobra el propietario de cajeros automáticos por usar un ATM fuera de la red es de $2.60.

Además del cargo cobrado por el propietario del ATM fuera de la red, normalmente se cobra a los clientes un cargo de su propio banco o cooperativa de crédito. Sin embargo, como la mayoría de los principales bancos y cooperativas de crédito tienen una amplia red de cajeros automáticos, un cliente de una cuenta de cheques cuidadoso puede, generalmente, evitar esos cargos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí