Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿Te han cobrado de más tu compañía telefónica? ¡Podrías ser víctima de 'cramming'!

Recibo del teléfono

El "cramming" se basa en la facturación telefónica confusa, con el fin de engañar a los consumidores a que paguen servicios que no autorizaron ni recibieron.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Pros y contras de consolidar las deudas

VIDEO:  Pros y contras de consolidar las deudas - Univision

Ver videos
¿Cómo negociar tu deuda crediticia?

VIDEO:  ¿Cómo negociar tu deuda crediticia? - Televisa

Ver videos
10 lugares inseguros

FOTOS:  Lugares riesgosos para tu tarjeta de crédito

Ver fotos

¿Cómo puedes identificar si eres una víctima más?


Las compañías de teléfonos y los organismos reguladores federales han tomado medidas para ponerle freno al "cramming": la inclusión de cargos no autorizados en las facturas de teléfono. Sin embargo, las nuevas medidas no son suficientes y se aplican solamente en las líneas fijas de teléfono, de las que hay cada vez menos, y no en la telefonía celular, que excede casi tres veces la cantidad de usuarios de telefonía fija.

¿Tu compañía de teléfonos te ha cobrado indebidamente? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Por lo tanto, los consumidores deben tener mucho cuidado cuando revisan sus facturas de telefonía móvil para vigilar que no les estén cobrando estos cargos.

Tips para protegerte del "cramming"

El "cramming" funciona así: hay proveedores externos de servicios de telecomunicaciones que envían sus cargos a los agrupadores que los compilan y los envían a las compañías telefónicas que los agregan a las facturas de sus clientes. Parte de la facturación de terceros es legítima, como los cargos por AOL, DirecTV y Dish Network. Pero, si aparecen cargos por correo de voz, correo electrónico, Web hosting (servicio de hospedaje de páginas Web) o algún otro servicio de compañías desconocidas de las que nunca ordenaste nada, eres víctima de "cramming".

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC-Federal Communications Commission) afirma que el "cramming" se basa en la facturación telefónica confusa, con el fin de engañar a los consumidores a que paguen servicios que no autorizaron ni recibieron o que cuestan más de lo que les hicieron creer.

El "cramming" ha evolucionado

Hace unos meses, la FCC adoptó una norma que requiere que las compañías telefónicas notifiquen a los clientes de líneas fijas acerca de la opción de bloquear los cargos de terceros, pero solamente si la compañía ofrece hacerlo (no están obligadas a esto). Y las principales compañías telefónicas acordaron dejar de aceptar la facturación de ciertos productos típicamente utilizados para "cramming" (correo de voz, Web hosting y correo electrónico) para fines de 2012.

Sin embargo, en 2009, AT&T adoptó estas medidas contra los servicios de correo de voz y Web hosting y, en 2011, el Comité de Comercio del Senado llegó a la conclusión de que el "cramming" había evolucionado y se adaptó a esas prohibiciones facturando otros servicios, como por ejemplo, el fax electrónico.

Todo esto apunta a problemas que pueden ocurrir con los clientes de telefonía celular, a medida que el "cramming" se concentra en las cuentas inalámbricas, que poseen menos restricciones; sin embargo, la asociación comercial que representa a las compañías de telefonía celular afirma que no existe tal amenaza.

Según la Asociación de Telecomunicaciones e Internet Celular (CTIA - Cellular Telecommunications & Internet Association) "no existe ninguna prueba convincente que indique que el cramming es un problema extendido en la industria de telefonía celular". La CTIA expresó también su preocupación de que imponer protecciones al consumidor podría limitar el crecimiento de las aplicaciones móviles.

Pero los que demandaron a Verizon Wireless y a otras compañías en una acción legal colectiva en 2011, y ya solventada, encontraron mucha actividad: según los expedientes legales de los tribunales, hubo 480,000 presuntas víctimas a las que el gigante de la telefonía celular les facturó $12 millones. Y el Fiscal General de Texas está persiguiendo casos en contra de dos docenas de acusados en otra demanda legal que incluye clientes de telefonía celular que han sido víctimas de "cramming".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí