Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Herramientas bancarias
  • Próximo álbum

Los bancos tienen nuevas herramientas financieras, ¡conócelas!

Estar al tanto de tus finanzas, hacer pagos y muchas actividades más están ahora a tu alcance con sólo un clic. Muchos bancos ya ofrecen sus servicios desde la comodidad de tu casa o teléfono móvil, pero ¿realmente todos valen la pena?, ¿cuál es el que más te conviene?, ¿cuáles debes evitar? A estas preguntas Consumer Reports te da las repuestas.
1.Banca móvil y en línea
La banca en línea te permite acceder a tu cuenta corriente y otras opciones desde tu PC, unos 80 millones de consumidores en EEUU ya lo están usando. La banca móvil, usada por unos 25 millones de personas, te permite hacer las mismas cosas mediante aplicaciones para tu teléfono inteligente o servicio móvil por internet de manera muy segura.
Por ahora los bancos no te cobran extra por darte acceso 24 horas 7 días a la semana, aparte de los recargos, si los tienen por manejo de tu cuenta lo que representa típicamente entre $35 y $100 mensuales. El costo no es tan elevado cuando lo prorrateas con las demás tareas con tu computadora o celular.
2. Pago electrónico de cuentas
Si estás cansado de escribir cheques, entonces es una buena opción cambiarte a este tipo de servicio ya que te permite pagar tus cuentas desde tu computadora o teléfono inteligente. Aquí simplemente ingresas la información del acreedor, el monto que deseas pagar y con un clic envías tus pagos cada mes. Los fondos son deducidos de tu cuenta en la fecha de remisión que tú decidas y te aseguran que el pago estará en manos del acreedor en un lapso de cinco días.
Es recomendable usar el servicio gratuito de pago de cuentas que viene con tu banca en línea en lugar de usar servicios de terceros como PayTrust que te cobran $10 mensuales.
3. Pagos acelerados
Unos 27 millones de hogares gastan casi mil millones de dólares anuales en agilizar los pagos de cuentas pagando recargos de $5 a $25 por transacción. Los pagos acelerados o expeditos te ayudarán a evitar cargos por retrasos que pueden ir de $20 a $50 o más que cobran los acreedores si un pago se efectúa con retraso.
Los pagos en línea te pueden ayudar a evitar los recargos por retraso; si tus cuentas corrientes y de tarjeta de crédito son del mismo banco, tus pagos electrónicos se pueden acreditar el mismo día que los efectúas sin recargo adicional. Para servicios públicos y bancos, averigua si puedes hacer pagos personalmente o mediante tarjeta de crédito para evitar recargos por pago acelerado o por retraso.
4. Alertas de actividad en cuentas
Los avisos de alerta de tus cuentas mediante e-mail o mensajes de texto son una forma excelente de vigilar tu cuenta y detectar posible actividad fraudulenta o rebote de cheques y recargos. También puedes recibir alertas cuando se aproxime el pago de tu tarjeta de crédito para que evites recargos por pago atrasado y la necesidad de usar pagos expeditos.
Los avisos de alerta de cuentas por lo general son gratuitos, aunque tu proveedor de telefonía celular te puede cobrar por el mensaje de texto. Las notificaciones concernientes a seguridad son parte de un programa completo de medidas preventivas que puedes adoptar por ti mismo para prevenir el robo de identidad u otras formas de fraude, y pueden eliminar la necesidad de pagar por un servicio adicional de prevención de robo de identidad que te puede costar entre $120 y $300 al año.
5. Cobertura de sobregiro
Los bancos ya no pueden inscribirte automáticamente en programas de coberturas de sobregiro. Esos programas te permiten hacer compras con tu tarjeta de débito incluso si el balance en tu cuenta es insuficiente para cubrirlas, pero te cobran una multa de unos $35 cada que te sobregiras. Esta es una de las opciones que bien puedes rechazar.
Mejor puedes suscribirte a un servicio que deposita fondos en tu cuenta sobregirada retirándolos de una cuenta asociada a tu tarjeta de crédito, cuenta de ahorro u otra. Este servicio puede conllevar una tarifa por transacción que suele ser menor al recargo por sobregiro. Pero cuidado, estos servicios son llamados a veces “protección de sobregiro” lo que suena muy parecido a “cobertura de sobregiro”, así que asegúrate de verificar exactamente en qué te estás inscribiendo.
6. Instrumentos para mantener un presupuesto
Como parte de un menú de servicios financieros, los bancos están ofreciendo herramientas gratuitas, en línea, para manejar tu presupuesto de forma que puedas analizar tu patrón de gastos y cumplir con tus metas de ahorro. Si usas tarjeta de débito para la mayoría de tus transacciones, estos instrumentos te pueden ayudar a identificar las cosas que te descuadran el presupuesto.
Estos instrumentos también te ofrecen recomendaciones acerca de la planificación financiera y de jubilación, calculadoras para que puedas determinar si te convendría refinanciar tu hipoteca o cuánto seguro de vida necesitas, así como enlaces con asesores financieros empleados del banco.
7. Depósitos de foto-cheques
Un creciente número de bancos está ofreciéndoles a sus clientes la posibilidad de depositar cheques usando la cámara de su teléfono inteligente o iPad para remitir fotografías del frente y reverso del cheque para que se puedan depositar electrónicamente usando una aplicación de banca móvil. Usualmente no hay cargo por este servicio.
Lamentablemente, todavía es necesario ir a una sucursal bancaria o a un cajero automático para depositar efectivo.
8. Pagos de persona a persona
Tú les puedes hacer pagos electrónicos a tus amigos de la misma forma en que pagas tus obligaciones mensuales mediante el sistema de pagos en línea. Todo lo que necesitas es un nombre y una dirección de correo electrónico para crear un registro de pago de persona a persona en su sistema de banca en línea. Este servicio se llama “QuickPay” en Chase y “PopMoney” en Citibank y otros.
Para enviar dinero, ingresas el nombre del destinatario, el monto a pagar, la fecha en que se debe hacer el envío, la cuenta de donde saldrán los fondos, y un memo explicando el concepto de pago. Después simplemente marcas “SEND”, el destinatario no necesita tener una cuenta en el mismo banco tuyo. Típicamente no hay cargos adicionales por los pagos de persona a persona, aunque algunos bancos sí cobran por el servicio.
9. Descuentos de minoristas afiliados
Si te has fijado en los anuncios de comercios o en ciertos cupones de descuento que recibes con tu estado de cuenta bancario, has estado recibiendo un tipo relativamente nuevo de promoción llamado mercadeo basado en transacciones. Este sistema analiza tus patrones de gasto en cheques y tarjetas de crédito y te presenta ofertas basadas en tus probables deseos. Un ejemplo es el programa BankAmeriDeals que ofrece Bank of America.
Las instituciones financieras y entidades de mercadeo que se benefician de esta práctica dicen que la información que analizan de las cuentas es “anónima”, es decir, privada de cualquier tipo de detalle personalmente identificable como puede ser tu nombre, dirección y números de cuentas.
10. Asesoría de inversión y servicios
Los bancos están promoviendo asesoría de inversiones para incrementar sus ingresos. La oferta puede comenzar cuando abres una cuenta corriente y tu nuevo banquero te pide que llenes un cuestionario acerca de tus metas financieras. Las recomendaciones de inversión de un banco pueden funcionar para ti, pero no deberías basar tu decisión acerca de un asesor o servicios solamente por el sitio donde mantienes tu cuenta corriente.
Te recomendamos buscar un asesor financiero calificado que sea miembro de la Asociación Nacional de Asesores Financieros Personales [National Association of Personal Financial Advisor] (napfa.org), una organización de planificadores que cobran por sus servicios en lugar de recibir comisiones de los productos de inversión que recomiendan.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

¡Boletos de avión gratis! ¿Qué tarjetas te dan más?

Muerte, destrucción y éxodo, la cruda realidad en la Franja de Gaza

Hogwarts, la escuela de hechiceros

Las fotos que debes ver hoy

Disfruta más imágenes
a tu izquierda