Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Hackers
  • Próximo álbum

Útiles tips para proteger tus claves

Evita a toda costa ser víctima de robo de claves por parte de hackers, para lograrlo Consumer Reports da algunas medidas de protección de password que los expertos recomiendan para mantener a los hackers a raya. ¡Aquí te las presentamos!
NO USES LA MISMA CLAVE PARA MÁS DE UNA CUENTA- Si un hacker obtiene una clave que usas en un sitio, tendrá acceso a tus otras cuentas. Para que recuerdes fácilmente las claves, puedes usar un patrón similar de caracteres en diferentes sitios, cambiándolos parcialmente de manera que sea intuitiva para ti, pero que no resulte obvio para los demás.
REFUÉRZALAS- Un estudio de Consumer Reports mostró que el 29% de la gente que usa claves en sus cuentas más privadas usan siete caracteres o menos. Es demasiado corto. Por lo menos debes utilizar ocho caracteres. Hay que incluir una letra mayúscula y una minúscula, más un dígito y un carácter especial. Te protege mejor de que alguien la deduzca y también ayuda cuando la clave se almacena en un sitio que usas hashing como técnica de seguridad.
ARMA UNA CLAVE LARGA- Armar una clave más larga también ayuda cuando se protege con hashing. Con una hoja para calcular el tiempo que lleva alterar el hash, desarrollada por Imhoff-Dousharm, estimamos que se necesita una computadora de $2,000 y 2 horas y media para craquear la clave más fuerte de siete caracteres. Una clave de ocho caracteres puede llevar hasta 20 días y para una de nueve caracteres se tardaría aproximadamente dos años y medio.
EVITA LAS OBVIEDADES- Los hackers poseen diccionarios extensos de claves comúnmente utilizadas. Cuando armas una clave, no uses palabras, nombres o hechos comunes de tu vida que figuren en un diccionario o que alguien la pueda deducir o averiguar (por ejemplo, la fecha de tu cumpleaños, el nombre de tu hijo, etc.) Evita los patrones predecibles, tales como comenzar con una mayúscula.
MANTENLAS A SALVO Y ACTUALIZADAS- No escribas las claves completas, pero si debes hacerlo, mantenlas bajo llave. Sobre la base de los resultados de nuestras encuestas, proyectamos que 34 millones de adultos guardan una lista de claves o pistas en un lugar no seguro.
Los expertos nos dicen que guardaban sus listas en un flash drive encriptado, usan un servicio en línea como LastPass (www.lastpass.com) o los guardaron encriptadas en una computadora usando KeePass (www.keepass.info). Los hackers pueden ser muy hábiles para engañar a la gente para que muestre las claves. No le des tus claves por teléfono, por correo electrónico o por medio de las redes sociales a nadie.
RENUÉVALA- Si tienes una clave vieja, es posible que haya sido segura antes, pero, en la actualidad, quizás sea demasiado débil para los hackers. Piensa en reemplazarla con una clave más fuerte.
ASEGURA TU COMPUTADORA Y EL NAVEGADOR QUE USAS- Los keyloggers y otros malware constituyen un riesgo real, en especial en computadoras de acceso público. Mantén actualizados el sistema operativo y las aplicaciones más importantes. Instala un sistema de seguridad efectivo que se actualice en forma automática. (Para ver los rankings con las marcas, ver nuestra edición de junio de 2011).
VISITA SITIOS SEGUROS- Los sitios Web que protegen las claves comienzan con “https”. Ingresa en las cuentas cargando la URL en el navegador y no haciendo clic en un link de un correo electrónico, ya que el link te puede llevar a un sitio falso.
QUE TU CLAVE SEA UNA ORACIÓN- Es fácil recordar las primeras tres letras de las palabras de una oración. Por ejemplo, los niños usan esta oración para acordarse de los nombres de los nueve planetas: My Very Excellent Mother Just Served Us Nine Pickles (mi muy excelente madre nos sirvió nueve picles).
USA UNA FRASE SECRETA- Varias palabras mezcladas con números y signos de puntuación constituyen una frase secreta. Por ejemplo: stitch9clock^handsapplausE (a las nueve en punto aplaudir). Cuánto más larga sea la frase secreta, más segura será, aunque es posible que el sitio limite la cantidad de caracteres a ingresar.
QUE CREZCA EL PAJAR- El experto en seguridad Steve Gibson, presidente de Gibson Research (www.grc.com/haystack), sugiere comenzar con una frase corta que no sea una palabra común, lo que hace que el hacker tome el camino más lento, de la fuerza bruta, de intentar todas las combinaciones que existen, lo que termina siendo buscar una aguja en un pajar.
Una vez que lo lograste, “la longitud de la clave importa más que su complejidad absoluta", dice Gibson. En otras palabras, haz que el pajar sea más grande rellenando la clave con varios símbolos fáciles de recordar. Por ejemplo, la clave “c -@T --9 ---” es de 10 caracteres de largo y probablemente no figure en ningún diccionario, pero es difícil de recordar. Una salvedad: No uses como clave ninguno de los ejemplos que te presentamos. Ahora que fueron publicados, es posible que los hacker las agreguen a sus diccionarios.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Cuida a tus hijos del robo de identidad

Ellos son los más ricos de México

Imágenes: la nueva mansión de Selena Gómez

Las mujeres más poderosas del mundo de los negocios

Disfruta más imágenes
a tu izquierda