Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros
  • 10 lugares inseguros

Los 10 lugares más peligrosos para tu tarjeta de crédito

Sin importar de qué banco seas usuario, tus tarjetas de crédito siempre son un blanco vulnerable para los fraudes. A pesar del cuidado que les puedas dar, el riesgo está frecuentemente latente; sin embargo, existen lugares que aumentan el peligro para tus tarjetas. De acuerdo con Creditcards.com estos son los 10 sitios más peligrosos en donde puedes usar tu "plástico", toma nota de ellos y evita dolores de cabeza.
CAJEROS AUTOMÁTICOS QUE NO SON DE TU BANCO- En algunas ocasiones la prisa por obtener el dinero en efectivo nos hace recurrir a cajeros automáticos que no son de la institución bancaria que expidió nuestra tarjeta, error que podría costarnos muy caro. El primer riesgo que corremos es que el cajero esté ubicado en lugares poco seguros, aumentando el peligro de un asalto. Pero eso no es todo, ya que cajeros automáticos a los cuales no recurres usualmente pueden tener más probabilidades de ser 'hackeados'.
Se han reportado algunos casos en los cuales ladrones han puesto dispositivos que se parecen a cajeros automáticos, pero que finalmente no te dan efectivo, por el contrario sólo roban la información de la tarjeta de crédito o débito.
MERCADOS DE PULGAS- Si tú eres de aquellas personas que no suelen andar con efectivo encima y todo lo pagan con su tarjeta, entonces corres gran riesgo si compras en un mercado de pulgas con tu "plástico". Con esto no estamos diciendo que todos los vendedores son necesariamente fraudulentos, pero las transacciones se hacen menos seguras ya que los comerciantes suelen ser transitorios y pueden ser difíciles de localizar en caso de que haya un problema con las tarifas.
Algunos vendedores no tienen terminales de tarjetas de crédito en línea y en su lugar hacen copias en carbón de tu plástico. En estos casos la compañía bancaria podría tener problemas para hacer una devolución de cargos si es que hubo algún cobro indebido. Para evitar el riesgo será mejor que en esta ocasión lleves dinero en efectivo, además de que de esa manera será más fácil hacer un buen "regateo".
PEQUEÑAS TIENDAS O CAFÉS EN EL EXTRANJERO- En muchas ocasiones cuando estamos de vacaciones, y más en el extranjero, recurrimos a comer y comprar en pequeños negocios por ahorrar dinero, pero esto podría traernos algunos conflictos fraudulentos. De acuerdo con informes de grandes bancos y compañías de tarjetas de crédito, los comerciantes más pequeños tienen un mayor porcentaje de hacer fraudes.
Muchas de las operaciones son declaradas como pérdida total por parte de los bancos ya que los comerciantes simplemente no pueden ser localizados. La mejor manera de evitar este problema será que uses dinero en efectivo.
PAGOS 'ONLINE' INSEGUROS- Puede ser que hayas encontrado la mejor oferta que jamás habías visto en internet, pero antes de precipitarte a hacer un pago debes tomar en cuenta que el sitio tenga una página de pago segura. En caso de que te percates de alguna irregularidad, por más pequeña que sea, mejor piensa dos veces antes de hacer tu compra.
Si el sitio no es legítimo, e incluso si lo es, tus transacciones podrían ser vistas por otros usuarios y hacer mal uso de tus cuentas.
WI-FI Y EQUIPOS PÚBLICOS- Toma en cuenta que el Internet gratuito en cafés, parques y otros establecimientos, no son redes inalámbricas seguras y abren una inmensa puerta para que 'hackers' hagan de las suyas con tus cuentas. Evita hacer transacciones en línea a través de estas conexiones ya que tus datos podrían verse comprometidos o espiados por otros usuarios, incluso si estás en una página segura.
El pago con tus tarjetas corre el mismo riesgo cuando haces transacciones desde computadoras públicas como en las bibliotecas. Expertos de Creditcards.com recomiendan nunca transmitir datos personales cuando estás usando una conexión pública, especialmente si esta es inalámbrica no segura.
FACTURAS O SUSCRIPCIONES RECURRENTES- Si sueles utilizar tu tarjeta de crédito para hacer compras que implican el pago semanal, mensual o anual, puedes encontrarte con el dolor de cabeza por la sobre-facturación, seguido de cargos a pesar de haber terminado la suscripción.
Es por eso que expertos recomiendan pagar la suscripción en una sola exhibición, en lugar de utilizar la facturación automática. Se ha comprobado que algunos comerciantes poco honestos utilizan la facturación automática esperando que te olvides de estos pagos y que no revises los estados de cuenta de tus tarjetas.
COMPRAS A TRAVÉS DE TELÉFONOS INTELIGENTES- La alta tecnología no siempre es tan segura como lo creemos, y menos cuando de compras se trata. Un ejemplo frecuente de fraudes son las compras a través de teléfonos inteligentes que se conectan a un servicio Wi-Fi público.
Al momento en que tú estás comprando tu producto, y que estás ingresando los datos de tu tarjeta, otra persona puede ver la transacción. Existen otros casos en los que un 'malware' es instalado en tu dispositivo y en el futuro puede transmitir tu información personal.
OFERTAS POR INTERNET QUE TÚ NO HAS SOLICITADO- Ten mucho cuidado si a tu correo electrónico te llegó un mail con una oferta de algo que tú no solicitaste, ya que ésta podría ser una trampa para robarte datos personales.
Lo primero que debes hacer es comprobar la dirección URL del mail, sí te parece sospechoso entonces no hagas clic en él. Si la oferta realmente te interesa, y decides arriesgarte, entonces puedes contactar con la empresa a través de su sitio web oficial para confirmar la legitimidad de la oferta.
COMPRAS EN SITIOS CON DOMINIOS EXTRAÑOS O DEL EXTRANJERO- Las compras en línea no siempre son inseguras, pero es mejor estar muy atento del sitio al que darás todos los datos de tu tarjeta de crédito. El sitio Creditcards.com recomienda quedarse con los sitios que utilizan la extensión ".com", esto incrementará la seguridad de tu compra.
Ten cuidado con extensiones para países fuera de Estados Unidos, como ".ru" para Rusia, y asegúrate de que la empresa en la que comprarás realmente se encuentra en ese país que dice la extensión del dominio.
TERMINALES SOSPECHOSAS- Si acudes a un cajero automático, o a una bomba de gasolina, y te percatas de que la terminal magnética tiene algo sospechoso ¡detente! será mejor que analices con detenimiento los detalles del dispositivo ya que podría haber sido modificada para el robo de datos de las tarjetas.
Si te das cuenta de que la terminal tiene un dispositivo separado o algo fuera de lo común será mejor que pienses dos veces antes de usarlo ya que muchos delincuentes usan estos aditamentos para clonar la información de tu "plástico".

Publicidad | Vea su anuncio aquí