Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ayuda a tu hijo a establecer un buen crédito bajo la nueva ley

El plástico y los jóvenes

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Propuestas nuevas reglas para tarjetas

VIDEO:  Propuestas nuevas reglas para tarjetas - Noticiero Univision

Ver videos
Cuida tu tarjeta de credito

FOTOS:  Como cuidar tus tarjetas de credito

Ver fotos
Forbes enlistó las marcas más valiosas

FOTOS:  Las marcas más valiosas del mundo

Ver fotos
El plastico toma el poder

FOTOS:  Las tarjetas de credito toman el poder

Ver fotos
Evita el robo de tu tarjeta de credito

FOTOS:  Evita timos con tu tarjeta de credito

Ver fotos
Tu crédito... ¿por qué es importante?

FOTOS:  Tu crédito... ¿por qué es importante?

Ver fotos
?Te robaron tu identidad?

FOTOS:  ?Te robaron tu identidad?

Ver fotos

Nuevas reglas

Luego de años de ansiedad pensando qué nueva tarjeta de crédito le estarían ofreciendo a nuestros hijos en el college, una nueva ley ha llegado para hacernos sentir más tranquilos: el credit card act del 2009 hará mucho más difícil que los chicos menores de 21 años puedan calificar para obtener una tarjeta plástica.

Ahora sólo podrán hacerlo si el padre o el guardián de ese joven está presente para estampar su firma, o si el joven ofrece pruebas de ingreso suficiente como para cubrir lo que exige ese crédito.

Se acabó aquello de que al cabo de unos meses de estar el chico en el college nos sorprendiera con la noticia de que no tiene dinero para pagar la cuenta de una tarjeta… que nosotros no teníamos la menor idea que había obtenido.

Pero los jóvenes que ahora se las vean difíciles para lograr una tarjeta de crédito tampoco tienen por qué desesperarse. Siempre y cuando sepan manejar sus finanzas y tener control de sus gastos, hay maneras de obtener el plástico.

Lo más fácil es lograr que el padre o guardián co-firme el contrato. La cuenta es propiedad de ambos y si se paga a tiempo, contribuirá a un buen historial de crédito para los dos.

Monitoréalo

Si no quiere tener la responsabilidad de co-firmar una tarjeta, el padre o madre también puede añadir a su hijo como usuario autorizado a su propia tarjeta de crédito. Al chico se le enviará una tarjeta con la que puede hacer gastos. El padre involucrado puede y debe monitorear esta cuenta conjunta para evitar recibir una sorpresa a fin de mes...

Una buena estrategia es que el padre o madre adquiera -con un fondo de, digamos, $500- una tarjeta prepagada para su hijo al principio del semestre. Él o ella podrá hacer gastos con ese límite, y luego pedirle al padre que deposite más, o hacer sus propios depósitos en ella.

Si un estudiante tiene una cuenta de cheques, puede enlazar a ella una tarjeta de débito Visa o Mastercard. Los gastos que se hagan con la tarjeta se pagaran con el dinero que hay en la cuenta, por eso hay que vigilar los gastos para evitar que la cuenta se quede sin fondos, lo que da pie a penalidades.

Los jóvenes deben vigilar muy de cerca no perder esta tarjeta, ya que el ladrón que se apropie de ella podrá vaciar su cuenta bancaria en unas horas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí