Publicidad | Vea su anuncio aquí

Que tus problemas de crédito no te orillen a recurrir a ciertas 'ayudas'

crédito

Si buscas resolver tus problemas de crédito, ten cuidado de no recurrir a ciertos riesgos que podrían empeorar tu situación.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Algunos créditos podrían empeorar tu situación


Si necesitas un rápido préstamo para enfrentar tus problemas de falta de dinero o exceso de deudas, te será fácil encontrar compañías de crédito que desean "ayudarte" con tu problema de liquidez. ¡Ten cuidado! A veces se trata de prácticas usureras que, lejos de ayudarte, te hundirán más en el pozo.

Por muy endeudado que estés, hay algunos tipos de crédito que lo mejor es evitar. A no ser que tengas mucho cuidado y sepas perfectamente lo que estás haciendo, puedes acabar con más deuda de la que tenías inicialmente. Estos son los cinco principales préstamos y créditos que deberías mantener lejos de ti:

•    Préstamos de día de pago (payday loans) — Te adelantan por 14 días una pequeña cantidad —digamos $100— a cambio de un cheque personal por esa cantidad, más una "pequeña" cuota de unos $15. Vencido el plazo, puedes prorrogarlo pagando la cuota de nuevo. Y así cada 14 días. De media, según el Center for Responsable Lending, se pagan hasta unos $800 por un préstamo de alrededor de $325, lo que supone un interés anual de más del 400% APR.

•    Préstamos contra el título de tu carro — Son préstamos similares a los anteriores de corto plazo, típicamente un mes, y por una cuota fija, pero por cantidades mayores de hasta el 55% del valor del automóvil. Es muy habitual renovar el préstamo. Según la Federación de Consumidores de América (CFA), por estos préstamos se paga de media un interés del 300% APR. Además, se corre el riesgo de perder el carro.

•    Adelanto en efectivo (Cash advance) — ¡Aléjate de esto como de la peste! En este caso es tu tarjeta de crédito quien sale en tu "ayuda". Puedes sacar dinero en cualquier ATM, pero pagarás una cuota de entre el 2% y el 5% de la cantidad recibida, y un interés de alrededor del 22%, mucho mayor que el aplicado a compras con la tarjeta.

•    Protección de 'overdraft' — Este servicio ofrecido "amablemente" por tu banco te permite sacar dinero del ATM o pagar con la tarjeta de débito cuando ya no queda saldo en tu cuenta. El precio: unos $35 dólares como promedio. Ojo, esta cuota se suele aplicar cada vez que pagas con tu tarjeta, que puede ser varias veces al día.

Hay muchas compañías que prometen hacer magia con el historial de crédito, pero lo que hacen realmente, es fraude, y meter en un lío a la persona que va buscando ayuda. Por eso hay que tener mucho cuidado de no empeorar una situación que ya de por sí es mala. El teléfono a llamar para encontrar una agencia en tu área es el 1-877-752-6722. Estas agencias aprobadas no sólo ayudan a salir del aprieto actual, sino que también le enseñan al consumidor cómo no caer de nuevo en la misma situación en un futuro.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí