Publicidad | Vea su anuncio aquí

En estas épocas debes aprender a conservar tu empleo cuando quizás más lo necesitas

No pongas en peligro tu trabajo

- Getty Images

Si piensas casarte, prepara un contrato

FOTOS:  Si piensas casarte, prepara un contrato

Ver fotos
Ponte metas realistas

FOTOS:  Establece tus metas financieras

Ver fotos
Diez empleos que antes no existian

FOTOS:  Diez empleos que antes no existian

Ver fotos
Mejor y peor ciudad para desempleados

FOTOS:  Las peores ciudades para desempleados

Ver fotos
Nuevo diseño de billete de $100

FOTOS:  Así será el nuevo billete de $100

Ver fotos

Acá la estrategia

Aunque las cifras desempleo en EU han bajado muy ligeramente a nivel nacional desde finales de 2009, encontrar trabajo sigue siendo una odisea para la mayoría de las personas que no lo tienen.

Por eso, si tienes la suerte de estar empleado, debes poner en acción una buena estrategia para mantenerte en tu puesto -aunque no sea el sitio ideal donde quisieras estar- hasta que lleguen tiempos mejores.

No creo que este sea el momento más apropiado para recortar tu horario, o tomarte esas largas vacaciones con las sueñas desde hace tiempo. Tu puesto de trabajo podría correr peligro.

En lugar de eso, trata de sobresalir con buenas ideas, buenos resultados y más productividad. Asegúrate de que tus superiores están al tanto de estas mejoras.

Sin embargo, no es el momento de proponer ideas grandiosas que requieren una gran inversión. Sé creativo y desarrolla nuevas fuentes de ingresos que, aunque modestas, no precisen de aumentar mucho los gastos de tu empresa. Si además consigues recortar los costos, tus jefes quedarán encantados contigo.

Demuestra que estás dispuesto a ir más allá de tus obligaciones y toma la iniciativa; no te limites a hacer sólo lo que te piden. Tus superiores estarán más aliviados si pueden contar con un empleado que no necesita que le digan constantemente lo que tiene que hacer.

Recuerda que si eres un empleado valioso y preparado, ninguna empresa sensata querrá perderte: toma clases que complementen tus habilidades, apúntate a organizaciones afines, aprende un nuevo idioma. De esta manera no sólo ganarás soltura y seguridad en ti mismo, sino que también demostrarás que te tomas en serio tu carrera.

Quién sabe si puedas impulsar las ventas de tu compañía con la ayuda de un blog, mejorando la página web de la compañía o creando tecnologías baratas. Aprovéchate de las muchas tecnologías asequibles y fáciles de utilizar que existen hoy en día.

Como nunca se sabe lo que va a ocurrir, es mejor estar preparado en caso de que tu empresa cierre. Es más fácil encontrar un nuevo empleo –o establecer una red de contactos– cuando todavía se tiene uno. Pon al día tu currículum y asiste a ferias de trabajo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí