Publicidad | Vea su anuncio aquí

Quince consejos indispensables para celebrar la fiesta de los quince

Fiesta -y no deuda- de 15 años

- Julie Stav Inc.

Celebra sin remordimiento

La tradición latina lleva a muchos padres a gastarse en una noche para la fiesta de su hija más de lo que ganan en meses.

Estos consejos te ayudarán a celebrar el evento sin remordimiento cada vez que pagues la cuenta de tu tarjeta de crédito.

1. La fiesta de quince es una celebración que se debe realizar dentro de los límites financieros de cada familia, no un deber impuesto por la tradición que te obliga a gastar más de lo que tienes y a competir con las fiestas que hacen los demás.

2. Habla con tu hija y plantéale si en vez de la fiesta de quince le gustaría más hacer un viaje a un sitio que siempre haya querido visitar, una cena de lujo con amigos y familiares o un buen regalo de dinero para depositar en su cuenta personal o para que lo gaste en lo que desee.

Quizás te asombres de su respuesta, a veces los quince ya no son una celebración imprescindible para todas las chicas latinas de nuestros días.

3. Esta es una excelente oportunidad para recordarlea la quinceañera que ya está muy cerca de decidir qué carrera estudiará en la universidad.

Explícale que la vida tiene prioridades, y que quizás le convendría más invertir sus ahorros en su futuro.
 
4. Saca bien la cuenta del dinero que puedes dedicar a la fiesta de quince, si te va a causar deudas serias, cómo pagarías esos gastos, con qué fondos cuentas, con qué personas de la familia cercana puedes contar para que te ayuden a reunir el dinero, etc.

Prepara de antemano un presupuesto y un plan de pagos que respete el fondo de emergencia que tienes separado para una situación de crisis familiar.

5. No te metas en una deuda a largo plazo cuyo único resultado pudiera ser el recuerdo de una noche… y años de angustia financiera e inestabilidad familiar. Hoy día, el costo del vestido, zapatos, accesorios, invitaciones, fiesta, salón, comida y fotografías puede sobrepasar los $10 mil.

6. Antes de empezar a gastar, no temas realizar las siguientes preguntas junto a tu familia cercana.

¿Cuánto podemos realmente gastarnos? ¿Contamos con el presupuesto necesario para complacer a la niña? ¿Qué consecuencias puede traer esta fiesta al resto de la familia? ¿Vale la pena gastar ahorros de años enteros en la celebración de un día?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí