Publicidad | Vea su anuncio aquí

Preocúpate por la seguridad de tus herederos, déjales un testamento claro

Testamento

Antes de redactar tu testamento debes pensar en quién quieres que sea el albacea de tu testamento, y pregúntale a esa persona si estará dispuesta a cumplir con tus deseos.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Un documento muy importante


Un testamento es ese documento legal que especifica lo que pasará con tus bienes y quién cuidará de tus hijos menores de edad si mueres. Tus bienes incluyen tu casa y otros bienes inmuebles (auto, cuenta bancaria, acciones, ciertas inversiones, muebles, joyas, animales domésticos o cualquier otra cosa de valor monetario o sentimental). Ese importante documento puede ser sencillo o complejo. Entre otras opciones, se puede dejar todo a los hijos, o dividir los bienes entre diferentes parientes y amigos. Puede enumerar artículos individualmente y especificar quién los recibe, o puede transferir su patrimonio completo.

¿Qué proceso se debe seguir para hacer un testamento?

Ante todo, hazte una serie de preguntas básicas: ¿quién deberá actuar por ti en caso de que no puedas hacerte cargo de tus asuntos financieros? Si mueres antes que tu pareja, ¿le darías a ésta completa decisión sobre tus bienes? ¿Sería lo mismo si tu pareja se vuelve a casar? ¿Has pensado quién cubrirá los impuestos a los que está sujeta tu herencia? ¿Ya sabes quién quieres que se haga cargo de tus hijos menores de edad? ¿Cuándo quieres que tus herederos puedan tomar control de su herencia? ¿Cómo dividirás tu herencia entre los hijos de tu anterior matrimonio y los hijos y esposa de tu segunda unión, si estás en ese caso? ¿Te gustaría donar a causas caritativas parte de tus bienes?

Luego que hayas pensado bien la respuesta a éstas y otras preguntas por el estilo sigue estos pasos:

    Haz una lista de todos tus activos, incluyendo cuentas bancarias, inversiones, bienes inmuebles, seguro de vida y propiedad personal.

    Haz una lista de legados específicos si los tienes e indica si hay un período de tiempo específico. Por ejemplo, si quieres que tu hijo o hija herede tus anillos de compromiso y de boda, puedes especificar que los reciba cuando cumpla 21 años.

    Piensa en quién quieres que sea el albacea de tu testamento, y pregúntale a esa persona si estará dispuesta a cumplir con tus deseos y hacer el complicado papeleo necesario después que mueras.

    Decide quién escogerías para ser el tutor de tus hijos, y pregúntale a esa persona si está dispuesta a aceptar esa responsabilidad. La mayoría de las personas también escogen un tutor alternativo, en el caso de que el primero no pueda o no quiera asumir la responsabilidad.

    Elige a alguien para servir como fideicomisario y encargarse de los activos que les dejas a tus hijos (si es que quieres que sea otra persona que no sea ni el albacea ni el tutor.)

    Decide si quieres incluir cualquier instrucción específica, por ejemplo, cómo quiere que sea tu entierro, o cómo quieres que sean criados o educados tus hijos. Si vives solo, también podrías  designar a alguien que cuide de tus animales domésticos.

 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí