Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cada centavo cuenta cuando ahorras

Cada centavo cuenta cuando ahorras

- Getty Images

Ponte metas realistas

FOTOS:  Establece tus metas financieras

Ver fotos
Si piensas casarte, prepara un contrato

FOTOS:  Si piensas casarte, prepara un contrato

Ver fotos
Aprende a comprar un

FOTOS:  Aprende a comprar un 'foreclosure'

Ver fotos
10 preguntas para actualizar tu seguro

FOTOS:  10 preguntas para actualizar tu seguro

Ver fotos

Quince sencillos consejos

"Un centavo ahorrado es un centavo ganado", dijo Benjamín Franklin, y si aprendes a sacarle el máximo provecho a los productos más comunes que consumes, al cabo de un tiempo esos centavos de menos se habrán convertido en dólares de más.

1. Mantén el calentador de agua a 120 grados y no lo apagues nunca; instala un reloj para que se encienda solo a determinadas horas del día.

2. No aprietes demasiado la lata de crema de afeitar—sólo con un poquito de crema se puede hacer una buena jabonadura. Lo mismo va para el champú y la pasta de dientes.

3. Antes de comprar un libro, averigua primero si lo tienen en la biblioteca.

4. Asegura que todas tus puertas y ventanas cierran a la perfección. De otro modo, gastarás más aire acondicionado de la cuenta.

5. Los zapatos te durarán el doble si los guardas en su caja después de usarlos.

6. Recuerda que en un club nocturno, cuando bajan las luces... suben los precios.

7. Si necesitas averiguar un teléfono, ahórrate lo que te cobra el número  411 de información; primero búscalo en Internet.

8. Al ir al cine, aprovecha las tandas de por la tarde, que son mucho más baratas (en algunos casos, hasta la mitad del precio que por la noche).

9. Cuando agarres el rollo de papel sanitario, no lo desenrolles sin consideración, sino calcula más o menos la cantidad de papel que necesitarás.

10. En vez de lavar la ropa cada semana, si puedes acumúlala lo más posible para que uses la lavadora a su máxima capacidad. Y para secar, calcula el tiempo exacto.

11. Cuando compres la leche y otros productos que se echan a perder, trate de determinar cuánto tiempo te va a tomar consumir todo el litro.

12. Si usas hornillas eléctricas, apágalas unos segundos antes de terminar el tiempo de cocción—las hornillas se quedan calientes durante algún tiempo más después de apagarlas.

13. Usa siempre las luces indispensables y, cada vez que salgas de una  habitación, apaga la luz.

14. Coloca cortinas que impidan que penetre el calor a la casa a través de los cristales externos; así la vivienda no se calienta demasiado y no tendrás que gastar tanto en electricidad.

15. Crea un recetario de sabrosos platos de comidas frías que puedas hacer con las sobras que te queden del día anterior.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí